Ecuador vive una crisis a lo interno del partido gobernante Alianza País que esta semana entra en una fase más aguda con el retorno a ese territorio de uno de los antagonistas del conflicto político, el expresidente Rafael Correa. Hace unos meses, le exponíamos los hechos iniciales y hoy me propongo repasar los últimos sucesos con el propósito de intentar esclarecer una situación compleja que afecta en primerísimo lugar la credibilidad y futuro del progresismo latinoamericano, y claro está, desestabiliza a la nación suramericana, desconcierta a sus ciudadanos y crea divisiones peligrosas de las que la oposición se aprovecha.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.