Un bombardero B-1B de EE.UU. sobrevuela la península de Corea en una demostración de fuerza

Publicado:

EE.UU. y Corea del Sur realizan esta semana maniobras conjuntas sin precedentes que cuentan con la participación de más de 200 aeronaves.

Noticias populares

Un bombardero estratégico estadounidense Lancer B-1B ha sobrevolado este miércoles la península de Corea en el marco de ejercicios de combate aéreo. La agencia surcoreana Yonhap informó de que la misión del avión norteamericano forma parte de las maniobras conjuntas entre EE.UU. y Corea del Sur Vigilant Ace 18.

El bombardero estratégico estuvo acompañado por dos cazas furtivos estadounidenses F-22 Raptor. Se prevé que los ejercicios se lleven a cabo hasta este viernes.

https://diario-octubre.com/2017/12/04/eeuu-sopesa-instalar-thaad-en-sus-costas-por-misiles-norcoreanos/

Según Yonhap, en total en las maniobras participan más de 200 aviones de guerra de los dos países. Los ejercicios tienen lugar en un momento de aumento de la tensión entre Washington y Pionyang.

Las aeronaves realizan simulacros de ataques contra supuestos objetos nucleares y de misiles de Corea del Norte, aunque, según Washington, los ejercicios tienen “naturaleza defensiva”.

El pasado 28 de noviembre, Pionyang probó con éxito su misil balístico intercontinental Hwasong-15, cuyo alcance superaría “más de 13.000 kilómetros”, lo que significa que “puede alcanzar toda la parte continental de EE.UU.”

El secretario de Defensa de EE.UU., James Mattis, afirmó que este nuevo proyectil de Corea del Norte plantea una amenaza mundial.

Fuente: rt
spot_img

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

La expedición nazi al Tíbet

El Dalai Lama es el típico producto de la propaganda imperialista, un ídolo del “mundo libre” enfrentado a China, un “pacifista” que defiende la liberación del Tibet. Para forjar esa noción, los medios occidentales han tenido que ocultar las relaciones entre el antiguo Tíbet y la Alemania nazi durante la expedición de las SS al “techo del mundo” en 1939.