MOSCÚ (Sputnik) — Estados Unidos sigue sin presentar pruebas de la supuesta violación del Tratado INF de misiles de corto y medio alcance por parte de Rusia porque no las hay, declaró la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova.

“Los estadounidenses siguen sin encontrar pruebas por la simple razón de que no existen”, dijo la diplomática al comentar las ya habituales acusaciones del Departamento de Estado de EEUU.

Moscú y Washington se acusan mutuamente de desarrollar sistemas que violan el Tratado de Misiles de Corto y Medio Alcance (Tratado INF, por sus siglas en inglés).

El Congreso de EEUU incluso abogó por adoptar una ley que acuse a Rusia de violar este tratado y prepare el terreno para que el país norteamericano se retire del acuerdo de la misma manera que había abandonado el Tratado sobre Misiles Antibalísticos.

Al mismo tiempo, tanto el Pentágono como el Departamento de Estado y el Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca siguen afirmando que el Tratado INF sirve a los intereses del país.

Moscú sostiene que los actuales sistemas de defensa antimisiles de EEUU no solo pueden lanzar misiles antibalísticos, sino también misiles de crucero, prohibidos para el despliegue terrestre por el Tratado INF.

El Tratado INF fue firmado en 1987 por los entonces presidentes Ronald Reagan, de EEUU, y Mijaíl Gorbachov, de la Unión Soviética, y obligó a las dos potencias a destruir sus misiles de corto y medio alcance, una misión que completaron en 1991.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.