Decenas de miles de argentinos rechazaron el miércoles en Buenos Aires (capital) la reforma jubilatoria promovida por el Gobierno de Mauricio Macri.

La multitudinaria marcha, convocada por sindicatos y organizaciones sociales, causó caos de tránsito y desbordó los sistemas de transporte en el centro de la capital argentina.

Los sindicatos han levantado su voz para oponerse enérgicamente a la polémica reforma, aprobada en noviembre por el Senado, y que según expertos, está sujeta a manipulación de cálculos y cambios en la periodicidad de los ajustes que afectarían a al menos 17 millones de personas.

Sin embargo, el Gobierno niega las observaciones a la reforma previsional y espera que sea aprobada este jueves en la Cámara de Diputados.

Dos de las cinco centrales obreras llamaron a otra movilización para este jueves y varios sindicatos han declarado una huelga nacional por 24 horas. En este sentido, la Confederación General del Trabajo (CGT), la mayor central obrera de Argentina, ha amenazado con convocar una huelga nacional para el viernes próximo si la Cámara Baja da su visto bueno a dicha reforma.

El pasado abril, la CGT realizó la primera y única huelga general registrada desde 2015 cuando Macri llegó a la presidencia de Argentina. El motivo fue denunciar la delicada situación económica de gran parte de la población.

No obstante, en sus dos años de Gobierno, Macri ha enfrentado continuas protestas en rechazo de sus polémicas medidas, como despidos masivos de trabajadores, aumento en las tarifas de los servicios públicos y una inflación que ronda el 40 %.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.