El jefe de las Fuerzas Armadas filipinas, general Rey Leonardo Guerrero, dijo que el ejército comenzó a movilizar a las tropas que combatieron a los terroristas en Marawi, en el oeste de Mindanao, hacia la parte oriental de la isla para luchar en otro frente: la guerrilla del Nuevo Ejército Popular, dirigida por el Partido Comunista.

“Con las órdenes de marcha del Presidente y con la declaración de los NPA como terroristas, seguro que le daremos más importancia y más enfoque a nuestras operaciones contra el CPP-NPA, especialmente ahora que hemos observado un aumento en las atrocidades”, dijo Guerrero el viernes en una conferencia de prensa.

Inicialmente la extensión de la ley marcial en Mindanao se había decretado por la necesidad de aplastar la amenaza de la “rebelión” procendente de los grupos armados vinculados con la red terrorista internacional del Califato Islámico. Pero las declaraciones y los movimientos militares últimamente se han concentrado en el Nuevo Ejército Popular, un objetivo secundario de la extensión de la ley marcial.

El 5 de diciembre el presidente Rodrigo Duterte firmó la proclamación oficial de que el Partido Comunista de Filipinas y el Nuevo Ejército Popular como una única organización terrorista, consecuencia del fin de las conversaciones de paz con los comunistas.

Las operaciones militares contra el NPA se desarrollarán a escala nacional porque la guerrilla también tiene una presencia considerable en Luzón y Visayas. “Se realizarán operaciones militares concentradas en todo el país, especialmente en Mindanao”, anunció Guerrero, el nuevo ejecutor de la ley marcial en Mindanao, que reemplazó al jefe retirado del ejército, el general Eduardo Año, en octubre.

Antes del puesto militar superior, era el comandante general del Comando del Este de Mindanao (Eastmincom), responsable sobre las áreas donde se concentran la guerrilla.

Se suponía que debía retirarse este mes del servicio activo, pero su actividad se ha extendido hasta abril del año que viene.

Guerrero dijo que los militares continuarán persiguiendo a los “remanentes” de los grupos terroristas en el oeste de Mindanao, pero que los militares deben ponerse al día en su plan de campaña contra la guerrilla que, según dijo, se vio afectado cuando las tropas se concentraron en Marawi.

Dijo que ahora se esperan menos escaramuzas en Marawi, pero los militares continuarán rastreando otras áreas como Sulu y Basilan.

https://www.rappler.com/nation/191417-philippine-military-communist-insurgency

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.