Reino Unido envía fragatas para escoltar buques de guerra rusos que navegaban ‎cerca de las aguas territoriales británicas en el mar del Norte.‎

El 23 de diciembre, la fragata ST Albans, fue misionada para seguir de cerca los movimientos del buque de guerra ruso Almirante Gorshkov, pues este se encontraba cerca de sus aguas fronterizas, ha informado este martes la Marina Real del Reino Unido.

Según la nota, la nave británica monitoreó a la fragata rusa tres días y tiene previsto retornar este mismo martes a la base naval en Portsmouth, en el sur del país europeo.

Entretanto, el Ministerio de Defensa británico ha informado de que la fragata HMS Tyne y un helicóptero fueron llamados para escoltar a un buque de inteligencia ruso que navegaba entre las aguas del mar del Norte y el Canal de la Mancha en la víspera de la Navidad, según recoge la agencia británica Reuters.

Por su parte, el ministro británico de Defensa, Gavin Williamson, se ha pronunciado al respecto, afirmando que su país “no dudará en proteger las aguas británicas y no tolerará ninguna forma de agresión”.

“El Reino Unido no debe sentirse intimidado cuando se trata de proteger a nuestro país, nuestra gente y nuestros intereses nacionales”, subraya el titular británico.

La fragata rusa Almirante Gorshkov se encuentra en la fase final de sus pruebas de homologación y navega de manera frecuente por las aguas entre los mares Blanco y Báltico.

El incidente se produjo en un momento de gran tensión en las relaciones entre Londres y Moscú. El ministro británico de Exteriores, Boris Johnson, afirmó durante su viaje oficial a Rusia la semana pasada que existen “abundantes evidencias” de que Moscú se inmiscuye en las elecciones de otros países, aunque su homólogo ruso rechazo tales acusaciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.