El programa, creado en abril de 2009, establece una ayuda monetaria a las mujeres y sus hijos desde su el período de gestación.

Este jueves se alcanzó en Bolivia la cifra de dos millones de madres y niños beneficiados con el bono Juana Azurduy, un incentivo económico ofrecido por el Gobierno del presidente Evo Morales para contribuir a la disminución de la mortalidad materno infantil y la desnutrición crónica.

El programa, creado en abril de 2009, establece una ayuda monetaria a las embarazadas, a cambio de que asistan a los controles prenatales, cumplan las recomendaciones del médico y tengan un parto en un centro de salud. Las madres deben llevar a los niños a las consultas y vacunaciones; así como cumplir las recomendaciones de nutrición del especialista.

Este incentivo garantiza una maternidad segura y el desarrollo integral de la población infantil de cero a dos años, afirmó el coordinador nacional del programa, Miguel Albarracín. De acuerdo con Albarracín, desde 2009 ha sido atendidas, hasta ahora, 842 mil 570 embarazadas y un millón 105 mil 316 niños.

Para subvencionar este incentivo económico el Gobierno ha invertido hasta el momento mil 47 millones de bolivianos (150,7 millones de dólares).

Gracias al Bono Juana Azurduy se ha logrado disminuir la desnutrición crónica de 27 al 16 por ciento en menores de dos años, mientras que la mortalidad infantil se redujo de 50 a 24 por cada mil nacidos vivos. Por otra parte, el porcentaje de mujeres que asistieron a los controles aumentó de 71 a casi 90 por ciento.

Además del Juana Azurduy existen otros programas sociales, como el bono Juancito Pinto, destinado a evitar la deserción escolar, y la Renta de la Dignidad, para los adultos mayores.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.