MOSCÚ (Sputnik) — Los cohetes que los terroristas dispararon el 27 de diciembre contra la base aérea rusa de Hmeymim en Siria procedían de Ucrania o Bulgaria, sostuvo el experto militar Alexéi Leonkov.

Dos proyectiles fueron interceptados por el sistema antiaéreo Pántsir, el tercer cohete lanzado desde Idlib estalló en pleno vuelo.

“Los cohetes podrían haber provenido de Bulgaria o Ucrania (…) Arabia Saudí recibió a través de Bulgaria grandes cantidades de armas, incluidos los proyectiles del sistema lanzacohetes múltiple Grad”, dijo Leonkov.

El experto indicó que Arabia Saudí firmó un contrato con Bulgaria para la entrega de armas por valor de 2.000 millones de dólares.

Leonkov advirtió que ataques similares contra la base aérea se repetirán mientras permanezcan en territorio sirio las bases estadounidenses en las que se preparan los terroristas.

La portavoz del Ministerio ruso de Exteriores, María Zajárova, calificó el ataque con cohetes contra la base de Hmeymim como una provocación destinada a obstaculizar la celebración del Congreso del Diálogo Nacional Sirio.

El senador ruso Frants Klintsevich señaló que el ataque volvió a confirmar que Estados Unidos entrena a los terroristas en sus bases de Siria.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.