Tras una semana de protestas contra el Gobierno, debido a las dificultades económicas que atraviesa Irán, el jefe de los Guardianes de la Revolución anunció el fin de la rebelión.

El comandante en jefe del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI), el general Mahoamad Ali Jafari, afirmó este miércoles que la sedición había llegado a su fin y era necesario que los enemigos de ese país vieran lo inútil que había sido amenazar a la nación persa.

“Los enemigos saben que son absolutamente incapaces de poner en peligro a la República Islámica de Irán desde el punto de vista militar, por lo que concentran todos sus esfuerzos en llevar a la práctica amenazas de tipo cultural, económico y de orden público. Con la ayuda de Dios, sin duda serán también derrotados en esos campos”, señaló Yafari.

Yafari agregó que si bien Washington y sus aliados (los israelíes) han ordenado al grupo terrorista autodenominado Estado Islámico (Daesh, en árabe) llevar adelante atentados en territorio iraní, el Gobierno del país tiene bajo control las actividades de los rebeldes.

El militar persa también tildó de hipócrita la “falsa amistad” que proclama Estados Unidos (EE.UU.) al pueblo persa, pues, a su juicio, si el Gobierno estadounidense pensara en el pueblo iraní, no le impondrían sanciones.

“En la actualidad, el enemigo, ante el fracaso de su política en la región lo único que puede hacer en Irán es crear inseguridad”, explicó el funcionario.

El comandante de la CGRI extendió su agradecimiento al pueblo iraní por salir a las calles de todo el país y brindar su apoyo a la Revolución Islámica, pues considera que solo así podrán derrotar el complot que sobre ellos se gesta.

El Gobierno iraní sostiene que lo violento de las protestas se debe al apoyo que EE.UU., Israel y algunos aliados en la región le han dado a los grupos terroristas infiltrados en las manifestaciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.