Para los argentinos, el aumento de gas, luz, transporte y gasolina alcanzaron precios excesivos.

La reforma provisional implementada por el Gobierno argentino, que incluye el aumento de servicios básicos y el costo del pasaje público, es rechazado por gran parte de los ciudadanos en ese país.

Según un sondeo realizado por la consultora Opinaia, el 80 por ciento de los argentinos rechaza el tarifazo impuesto por el presidente Mauricio Macri.

Asimismo, el 49 por ciento manifestó que conocían los futuros aumentos realizados por la bancada oficialista del partido Cambiemos y el 39 por ciento aseveró que esperaba que aumentaran los precios, pero no con costos tan elevados.

Las cifras

Según los resultados de la consulta el 76 por ciento afirmó que el incremento de los servicios de agua y luz eran de esperarse, sin embargo, el 75 por ciento catalogó los aumentos generales como excesivos.

Con respecto a la subida del precio de la gasolina, el 70 por ciento no le sorprendió el hecho, mientras que un 80 por ciento consideró que el precio del combustible es muy costoso.

Sobre el aumento del pasaje, un 80 por ciento no le sorprendió la medida, en contraste con el 63 por ciento que consideró el precio del boleto elevado, además la mayoría (58 por ciento) apunta a que la calidad del sistema de transporte decaerá.

Los argentinos se mantienen pesimistas

Opinai arrojó que más del 43 por ciento de la población cree que la situación económica y el poder adquisitivo en el país empeorará; el 35 por ciento estima que continuará igual y sin mayores avances; mientras que el 22 por ciento se mantiene optimista ante la crisis.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.