El Ejército de Siria ha logrado este domingo romper el asedio a su estratégica base de vehículos blindados en el suburbio de Harasta, ubicado al este de Damasco (la capital de Siria), la cual fue cercada hace unos días por grupos terroristas.

Según ha informado la televisión estatal Al-Ikhbariya, las fuerzas sirias, respaldadas por tropas de élite y sus bombarderos, lanzaron una feroz operación contra los terroristas en esta base militar para romper el sitio y liberar a unos 200 soldados que se cree que están atrapados en el interior del recinto.

Esta zona periurbana se ve desde el pasado 30 de diciembre asedida por los grupos terroristas Ahrar al-Sham y Junta de Liberación del Levante (Hayat Tahrir Al-Sham, en árabe), liderados por el Frente Al-Nusra (actualmente conocido como Frente Fath Al-Sham), vinculados a Al-Qaeda.

“La lucha está en marcha para expandir la ruta que se abrió en la base (…) El Ejército continuará con su ofensiva más allá de liberar la base” indica el reporto de la citada fuente, para después agregar que se espera que la batalla para liberar este lugar finalice en las próximas horas.

Por su parte, el opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH) ha informado que las fuerzas del Gobierno sirio han “abierto una brecha” que los llevó a la base.

Este nuevo avance del Ejército sirio tienen lugar tras la derrota de los terroristas en la región de Guta Occidental (al oeste de Damasco), así como el enclave de Beit Jinn, cerca de los altos de Golán, donde la mayoría de los extremistas se han rendido al Ejército sirio o han aceptado un acuerdo de evacuación.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.