Los países miembros de la OTAN utilizan arbitrariamente el término ‘intercepción’ para mostrarse como héroes mientras que sus aviones tan solo escoltan a las aeronaves rusas en el espacio aéreo internacional, opina el coronel retirado de las Fuerzas Armadas de Rusia Víktor Baranets.

Así el militar comentó los acontecimientos del 15 de enero ocurridos en los cielos sobre los mares de Barents, de Noruega y del Norte.

“Las operaciones realizadas por los aviones belgas y británicos (…) para ‘interceptar’ las aeronaves rusas muestran la tradicional psicosis de la OTAN. La intercepción es una maniobra especial en la que los pilotos obligan a una aeronave a aterrizar en cierto aeródromo y no vemos nada de eso. La palabra ‘intercepción’ utilizada de una manera completamente incorrecta adjudica un tipo de heroísmo [a las acciones de los pilotos de la OTAN] aunque se trate de la implementación de una misión rutinaria”, explicó Baranets en una entrevista con Sputnik.

El experto aseguró que la aviación de la OTAN no intercepta a los aviones rusos. Según el coronel, los aviones belgas y británicos subieron recientemente en el aire para identificar las aeronaves rusas que se encontraban en el espacio aéreo internacional. Ellos se acercaron, sus pilotos se convencieron de que las aeronaves rusas tenían números de cola y regresaron al aeródromo.

“No obstante, en los estados mayores de la OTAN miran de forma poco normal estas situaciones. Los vuelos operados por la aviación rusa en concordancia con las normas internacionales se perciben como una amenaza militar. Todo eso es necesario para desplegar una propaganda, para morder a Rusia de alguna manera. (…) Nosotros no amenazamos a nadie. Miramos este revuelo aeronáutico al igual que la gente sabia mira los juegos de los niños en un arenero”, señaló.

Recientemente, cazas británicos Typhoon de las Fuerzas Aéreas del Reino Unido despegaron de la base aérea en Lossiemouth tras recibir una noticia sobre la aproximación de aeronaves rusas. Según varios medios de comunicación, los aviones de las Fuerzas Aéreas de Bélgica también escoltaron los aparatos rusos.

Por su parte, el Ministerio de Defensa de Rusia declaró que los Tu-160 realizaban un vuelo rutinario sin violar las normas internacionales.

Bélgica se adjudicó la semana pasada la responsabilidad de garantizar la seguridad en el espacio aéreo de los países Benelux —la unión aduanera y económica de Bélgica, los Países Bajos y Luxemburgo—. Las Fuerzas Aéreas de Bélgica realizan esta misión en turnos con las de los Países Bajos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.