SANTIAGO (Sputnik) — La machi (líder y médico mapuche) Francisca Linconao está siendo hostigada por el Estado y el empresariado chileno debido a que ha defendido sus derechos y los de su pueblo, dijo a Sputnik una de las voceras del colectivo Mujeres por la Machi, Ingrid Conejeros.

“La machi Francisca Linconao está siendo perseguida por ser una autoridad del pueblo mapuche, por ser una mujer que ha defendido sus derechos y los de su pueblo históricamente”, afirmó Conejeros.

Linconao es acusada por la Fiscalía chilena de ser una de los once responsables del ataque incendiario que en 2013 afectó a un fundo en Vilcún, en el sur de Chile, y que tuvo como consecuencia la muerte del empresario Werner Luchsinger y su esposa, Vivianne Mackay.

Después de una larga investigación que fue gestionada bajo la Ley Antiterrorista y que incluso dejó a Linconao varias veces en prisión preventiva, la machi fue absuelta por la Justicia en octubre de 2017 de toda responsabilidad en el atentado.

Pero en diciembre del mismo año la Corte de Apelaciones decidió anular ese fallo, y Linconao y los otros diez imputados volverán a ser juzgados por los mismos hechos el próximo 26 de febrero.

El colectivo Red de Mujeres Autoconvocadas por la Libertad de la Machi Francisca Linconao (Mujeres por la Machi) se creó el 30 de marzo de 2016 y reúne a mujeres, estudiantes, federaciones y colectivos mapuches y no mapuches para “defender a la machi de la persecución” en el Caso Luchsinger.

“Nosotras queremos dar a conocer la persecución política, judicial, policial y la discriminación y racismo con que la machi Linconao ha sido tratada durante este juicio”, afirmó Conejeros.

La vocera comentó que su agrupación ha trabajado para visibilizar “los hechos injustos que han afectado a la machi, pero también para denunciar la persecución histórica en contra del pueblo mapuche, donde la machi es solo la cara visible de una problemática mayor”.

Asimismo señaló que el trato de la prensa al cubrir la situación en La Araucanía (centro-sur) y en especial el Caso Luchsinger “ha dañado la imagen del pueblo mapuche, afectando la opinión en el país y también a nivel internacional”.

Persecución

Conejeros aseguro que los últimos juicios en contra de Linconao y de los comuneros mapuches en general, son motivados principalmente “por razones políticas y económicas”.

“La machi Linconao es una figura muy potente y representa una amenaza para el Estado y también para el empresariado chileno”, afirmó.

La portavoz relató que en 2008, Linconao interpuso un recurso de protección en contra del grupo Taladriz, una influyente familia de empresarios de distintos rubros en La Araucanía, para detener la tala de unos árboles nativos.

En el juicio la machi invocó el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo sobre los pueblos indígenas, y la justicia falló a su favor impidiendo la tala de los bosques, siendo esta una de las conquistas más recordadas por el pueblo mapuche.

“El empresariado y el Estado la persiguen porque ella no pelea por tener más tierras, sino que pelea por proteger los derechos de su pueblo, por proteger la naturaleza”, dijo Conejeros.

Emilio Taladriz, uno de los hermanos empresarios de la familia, declaró en el juicio Luchsinger Mackay en 2013 en contra de la machi Linconao.

Piñera

El nuevo juicio que enfrentará Linconao en febrero utilizará las mismas pruebas y los mismos testigos que fueron usados en el proceso anterior, pero los jueces serán distintos.

Consultada por las expectativas que existen en el colectivo ante este nuevo proceso, Conejeros afirmó que “será más difícil que el anterior”.

“Si bien las pruebas son las mismas y ya quedó establecido que no hará ninguna relación entre las personas imputadas y el hecho al que se les vincula, existen otros factores que van a influir mucho”, señaló.

Entre estos, dijo que el más “complicado” será el factor político.

“Estamos prontos a un cambio de Gobierno donde va a asumir (el 11 de marzo) el presidente (electo) Sebastián Piñera quien tiene un marcado discurso en contra del pueblo mapuche”.

“Piñera ha reforzado todo el tratamiento racista que los medios de comunicación han tenido con los mapuches, y vemos más difícil que se pueda llegar al mismo veredicto anterior”, analizó.

Linconao y los otros diez imputados están a la espera del juicio en febrero cumpliendo distintas medidas cautelares y el 19 de enero la Corte de Apelaciones de Temuco anuló la medida de arresto domiciliario que había sido dictada para la machi Linconao, quien solo quedó con arraigo nacional.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.