Corea del Norte reconsiderará la realización de la cumbre planeada con EE.UU. si ese país continúa realizando “actos ilícitos e indignantes”. Así lo afirmó el viceministro de Exteriores norcoreano, Choe Son-hui, condenando particularmente los recientes comentarios del vicepresidente estadounidense, Mike Pence.

“Ya sea que los estadounidenses se enfrenten con nosotros en una sala de reuniones o en un conflicto nuclear depende completamente de las decisiones y el comportamiento de EE.UU.“, cita la agencia norcoreana KCNA a Choe, que acusó a Pence de impulsar una intervención en Corea del Norte al estilo de Libia.

“Pence ha hecho comentarios desenfrenados e insolentes de que Corea del Norte podría terminar como Libia y que una opción militar en su contra no ha salido de la mesa“, aseveró el viceministro. “Como persona involucrada en los asuntos de EE.UU., no puedo ocultar mi sorpresa ante comentarios tan ignorantes y estúpidos que brotan de la boca del vicepresidente de EE.UU.”, expresó, según informa Yonhap.

Las declaraciones del diplomático norcoreano se producen en las vísperas del desmantelamiento del polígono nuclear norcoreano de Punggye-ri, pero luego de que Pionyang alzara su voz en protesta por recibir exigencias de desnuclearización de parte de EE.UU. mientras ese país lleva a cabo “ensayos de invasión” con sus ejercicios militares y presencia nuclear en la península coreana.

Horas atrás, el presidente estadounidense, Donald Trump, lanzó dudas sobre la fecha de su encuentro con el líder norcoreano, Kim Jong-un, inicialmente prevista para el 12 de junio en Singapur. Por su parte, el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, subrayó que la realización de esa cumbre “dependerá de Kim”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.