El exabogado de Donald Trump, Michael Cohen, recibió un pago secreto de 400 000 dólares a cambio de una reunión en la Casa Blanca entre el presidente de EE.UU. y su par ucraniano, Petro Poroshenko, que cobró antes de celebrarse la cita, según fuentes en Kiev cercanas a quienes estuvieron involucrados.

Según un informe exclusivo publicado este jueves por la corporación mediática británica BBC, el referido pago fue arreglado por intermediarios que actuaban en nombre del presidente ucraniano, en concreto, una organización benéfica judía en el estado de Nueva York, la Chabad de Port Washington, indican las fuentes, a pesar de que Cohen no estaba registrado como representante de Ucrania, como lo requiere la ley estadounidense.

Inmediatamente después de la reunión, celebrada en junio de 2017, entre ambos mandatarios, Ucrania suspendió la investigación que su agencia anticorrupción había emprendido contra Paul Manafort, asesor de la campaña electoral de Trump durante varios meses, señala el texto.

Esta revelación tiene su interés, añade BBC, porque recientemente Manafort ha sido acusado por el fiscal especial, Robert Mueller, por tratos irregulares con el anterior presidente ucraniano, el prorruso Víctor Yanukóvich.

Manafort afronta hasta una decena de cargos, consecuencia de los negocios que realizó en aquel país desde el año 2000, mientras que Cohen está acusado de fraude bancario y un delito contra la ley de financiación electoral.

El medio estatal británico también subraya que el aparente intercambio de decisiones interesadas entre los dos presidentes no se detuvo con la paralización de las investigaciones sobre Manafort sino que la misma semana posterior a su encuentro, la Administración Trump decretó sanciones financieras a 38 particulares y compañías rusas.

Por otra parte y conforme indica el reporte, Washington y Kiev tras este encuentro intensificaron sus relaciones comerciales entre las que destacan las importaciones de carbón, locomotoras y misiles estadounidenses por parte de Ucrania con un montante de 1000 millones de dólares en máquinas de trenes diésel y 210 misiles antitanque Javelin.

Pese a que Cohen niega haber recibido dinero alguno del Gobierno ucraniano, la corporación británica sostiene su reporte en documentos de las operaciones bancarias del exletrado de Trump, requisadas por la Oficina Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) durante sus registros en su despacho.

Poroshenko, en un intento de reducir la influencia rusa sobre los independentistas de las zonas orientales de Ucrania, ha buscado el acercamiento hacia Washington pos la era de Barack Obama para obtener más armas ante el incremento de las tensiones con Rusia, provocadas por el conflicto armado que se vive en el este de su país desde abril de 2014 luego de la anexión de la península de Crimea a la Federación Rusa (mediante un referéndum no reconocido por Kiev).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.