La Habana, 31 may (Sputnik).- Cuba intentaba el miércoles recuperarse de los graves daños que dejaron varios días de intensas lluvias e inundaciones que causaron incluso cuatro muertos en provincias del centro y occidente de la isla, según medios locales.

El primer vicepresidente Salvador Valdés Mesa, instó en un recorrido en zonas afectadas de la provincia de Matanzas (oeste) “a una rápida recuperación, a trabajar con ahínco en la reconstrucción de viviendas y volcarse hacia el aprovechamiento de los cultivos de ciclo corto que han sido anegados por las lluvias”, destaca un despacho de la emisora local Radio Rebelde.

Cuatro personas fallecieron a raíz de las lluvias e inundaciones causadas por la tormenta subtropical Alberto, dos en la provincia Ciego de Ávila, una en Villa Clara y otra en Sancti Spíritus.

Las autoridades dijeron que los fallecimientos fueron por imprudencias, aunque no dieron más detalles.

Valdés Mesa se interesó por los más de 7.800 evacuados en Matanzas y exhortó a extremar las medidas sanitarias para evitar epidemias.

También insistió en la necesidad de concluir el presente curso escolar, a pesar de que hay 36 centros educacionales afectados por las lluvias, además de que 14 se encuentran como centros de evacuación.

Otra de las provincias visitadas por Valdés Mesa fue Villa Clara (centro), en particular las áreas inundadas por el río Sagua.

En la occidental provincia de Pinar del Río se registraron serios estragos en la agricultura, con más de 7.000 toneladas de cultivos alimenticios que pueden pudrirse en los campos, principalmente arroz, según el diario oficial Granma.

Según Sergio Travieso, director del polo productivo Barcón, ubicado a unos 18 kilómetros de la ciudad de Pinar del Río, las siembras correspondientes a la campaña de primavera tienen severas afectaciones.

“Hay campos en los que usted se hunde hasta la rodilla, debido al exceso de humedad”, dice, y añade que todas las áreas de cultivos como el maíz, el boniato, el pepino y la habichuela, se perderán. “No hay nada que resista esta cantidad de agua”, comentó Travieso.

Más al este, en la provincia de Ciego de Ávila, que soportó una caída de agua de casi 50 milímetros, hay grandes daños.

Mayo fue el mes más lluvioso de los últimos 30 años. (Sputnik)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.