Rusia tacha de ‘provocación antirrusa’ el montaje de Kiev del asesinato del periodista opositor ruso Arkadi Babchenko, que reapareció tras ser dado por muerto.

“Ahora ya se empiezan a conocer los auténticos motivos de la puesta en escena, que a todas luces es una nueva provocación antirrusa”, ha informado este miércoles el Ministerio ruso de Exteriores en un comunicado.

Babchenko ha aparecido poco antes ante la prensa y ha dicho que los servicios secretos ucranianos escenificaron su muerte para abortar un supuesto plan ruso que incluía su asesinato y el de otras 30 personas en territorio ucraniano.

Moscú, que asegura haberse congratulado con el hecho de que “el ciudadano ruso esté vivo”, ha denunciado el intento de engañar “a toda la comunidad internacional” con motivos propagandísticos. Critica, además, que “la cuestión de la vida y la muerte en Ucrania, no es más que una moneda de cambio para instigar la histeria antirrusa del régimen de Kiev”.

En la nota, la Cartera rusa confía en que los Ministerios de Exteriores occidentales y las instituciones internacionales extraigan “las correspondientes conclusiones de esta situación”.

El martes se reportó la violenta muerte del citado periodista, por lo que su reaparición al día siguiente fue una sorpresa para los medios y la ciudadanía.

Las autoridades ucranianas comunicaron que el supuesto asesinato debía haberse ejecutado en vísperas de la final de la Liga de Campeones, que se celebró el pasado sábado en Kiev (capital ucraniana) entre el Real Madrid y el Liverpool.

Por otra parte, el secretario general de Reporteros sin Fronteras (RSF), Christophe Deloire, ha condenado enérgicamente la “manipulación” de las autoridades ucranianas y ha aseverado que nada justifica escenificar la muerte de un periodista. Otras organizaciones internacionales y regionales han expresado también su indignación por este tema.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.