Inicio Artículos Nueva estructura económica del sistema capitalista en pleno proceso

Nueva estructura económica del sistema capitalista en pleno proceso

514
0

El 11 de febrero de 2017 publiqué el artículo: “Nueva estructura económica del sistema capitalista mundial después del 2008”, en el que hubo algunos desajustes. Lo reconozco. Sostengo como el gran marxista peruano, José Carlos Mariátegui, “Mientras exista, mis trabajos nunca estarán terminados, pues, siempre estarán propensos a mejoras y correcciones” (la cita no es literal, es una aproximación).

Para iniciar este apunte previamente debemos recordar que la importancia de los actuales cambios estriba en que puso al desnudo las contradicciones internas del actual sistema capitalista. Los agolpamientos de las leyes económicas en el curso de la actual gran crisis económica inmersa en el ciclo económico largo de contracción y crisis iniciado en 1973, fueron realmente refulgentes que sacudieron el sistema desde sus raíces. Aquello discurrió en medio de un verdadero cataclismo. Su intensidad fue escondido por los economistas keynesianos, neoliberales y por supuesto  por la gran prensa de los monopolios.

Como consecuencia de esta situación, extrema agudización de las contradicciones del sistema, los cambios han sido casi violentos. Solo esto puede explicar la caída del gran poder mundial (economía imperialista occidental) que desde los orígenes del sistema capitalista había tenido control sobre ella. En este caso hubo hundimiento de la economía estadounidense.

Entonces en medio de esta situación, casi de una forma violenta, han venido avanzando los cambios sobre todo en las estructuras económicas de la región asiática empujados por las transformaciones revolucionarias que se habían suscitado en China (la revolución de nueva democracia y socialista conducido por el Partido Comunista de China bajo dirección de Mao Tse-tung). Una verdadera epopeya revolucionaria que habiendo barrido desde sus raíces las viejas relaciones de producción impuestas por la feudalidad y el imperialismo que impedían desarrollarse a las fuerzas productivas, puso en movimiento a partir de los años 50 del siglo pasado, el libre desplazamiento de aquellas fuerzas productivas. Esta es una de las razones fundamentales, por supuesto en el marco de las leyes del sistema capitalista entre otras las crisis económicas periódicas y el desarrollo desigual del capitalismo, que posteriormente dieron origen a los profundos cambios mundiales que desde el año 2008 han sido intensos. Sin aquella gran epopeya revolucionaria (triunfo de la revolución China en octubre de 1949) ni siquiera se podría hablar ahora de una gran crisis económica de las dimensiones del que se inició en 2008. Lo de Teng Siao-ping fue el robo más descarado de la propiedad socialista establecida hasta esos momentos (1949-1976) que dio origen a la restauración capitalista y su amoldamiento al ordenamiento capitalista mundial que en la actual crisis económica salvo a Estados Unidos de su total ruina económica. No olvidemos la alianza estratégica sino-estadounidense establecida en 1978 en el orden económico. En una oportunidad dijimos que eran como dos borrachos que abrazados avanzaban al abismo. Es que la reciprocidad capitalista era mutua. Si la línea de Mao hubiera perseverado en la dirección del PCCH en 1976, tras la muerte de aquel, otra seria la historia que ahora estaríamos escribiendo. Por supuesto aquello influyó en la India, en la ex URSS que cayó abatido en 1991 y luego en la actual Rusia. Entonces occidente había perdido un gran mercado y una gran zona de influencia. Ahora aquella fuerza ya casi sobredimensionada está en un proceso de avance hacia Europa, en una interacción con los posicionamientos económicos principalmente de Alemania, núcleo duro de toda Europa. Avanza en un sentido oscilante y de colisión contra los tejidos económicos que sostienen a Wall Street y otros órganos del decadente capitalismo estadounidense. Entonces la nueva estructura económica con un nuevo poder mundial, la del consenso de Pekín, ha venido entretejiéndose al influjo de este proceso. No podemos soslayar esto.

En el fondo todo aquello sencillamente era el nuevo reajuste capitalista en el que estaba enfrascado el sistema, el mismo que avanzaba en la cresta de los profundos cambios sobre todo desde aquellos años (2007-2008) en dos niveles. Primero, en la base económica o lo que se llama la estructura económica. En ella está en proceso una nueva estructura económica capitalista donde se observa claramente el desplazamiento de Estados Unidos por China. En otros apuntes ya habíamos sostenido que el poder mundial capitalista estaba trasladándose de Washington a Pekín. Y segundo, en la superestructura política mundial o lo que se llama el sistema internacional. Aquí ha sido configurado, como reflejo de lo que ocurría en la nueva estructura económica, un nuevo sistema mundo denominado sistema multipolar. Aquello está establecido desde el año 2010 cuando Estados Unidos perdió su condición de hegemónica mundial.

El proceso anterior solo puede ser explicado por la dialéctica que enseña que la estructura económica es la base de la superestructura política. Lo que quiere decir que la nueva estructura económica capitalista después del 2008 es la base del sistema multipolar en el que ahora se asienta el actual sistema internacional.

En esto es preciso señalar que la nueva estructura económica capitalista aún está en proceso. Aquí no debemos olvidar el cataclismo en que estuvo envuelto el sistema capitalista desde el año 2008. La gran crisis económica ha sido muy fuerte. Y lo más preocupante, es que aún no ha llegado a fondo. Esto por supuesto ha afectado la antigua estructura económica capitalista que desde el nacimiento de este sistema la encabezaron los llamados países occidentales y desde 1931, tras la caída de la libra esterlina, la comandaba Estados Unidos. Entonces aquel cataclismo ha debilitado en primer lugar el poderío económico de estos países, sobre todo, de Estados Unidos y, luego ha quebrado la arquitectura de aquel dominio. En realidad una situación que sacude el sistema capitalista desde sus cimientos. Lo estamos observando claramente. Ahora la nueva estructura económica está encabezada ya no por Estados Unidos, sino, por China. Este es un hecho sorprendente que en los 90 del siglo pasado, nadie se lo imaginaba. Eran los tiempos de la dictadura omnímoda del imperialismo estadounidense, la era del sistema unipolar, que en la actualidad ha quedado en los recuerdos de la historia.

En estas condiciones la nueva estructura económica capitalista que está en proceso (después del 2008) es como sigue: Primero, China, Segundo, Estados Unidos. Tercero, India. Cuarto, Japón. Quinto, Alemania. Y sexto, Rusia.

Veamos esto

1.- China, primera potencia capitalista mundial:

Hemos hablado bastante sobre esta situación. Para explicar los primeros lugares de la nueva estructura económica del sistema capitalista, basta observar el proceso y las consecuencias de la gran crisis económica iniciada en 2008. De entre ella surge clara y nítidamente China como primera potencia y Estados Unidos como segunda potencia. El primero en ascenso y el segundo en bancarrota. Esto está inmerso en la ley del desarrollo desigual del sistema capitalista.

Aquí algunas notas a este respecto:

Ante todo recordemos que China en el 2005 había consumido el 26% de acero y el 50% del cemento producido en el mundo. China se ha unido a la Organización Mundial del Comercio (OMC) en el 2001. Hoy el banco más grande del mundo sería un banco chino (ICBC) aún más poderoso que la estadounidense Goldman Sachs. La empresa estatal de petróleo PETROCHINA fue la segunda en el mundo en el 2007, después de EXXON-MOBIL. El Yuan, con baja cotización como está incluso hasta ahora, es una ventaja considerable en el mercado internacional que afecta seriamente al dólar norteamericano. Sencillamente es una moneda en vías a convertirse en Moneda de Reserva Internacional. El crecimiento de su PBI fue así: 2003 de 10%, 2004 de 10.1%, 2005 de 9.9% (Fuente: Instituto Nacional de Estadística de China). En general se tiene conocimiento que su crecimiento ha ido hasta el 2007 en un orden del 11.5%. Sus reservas internacionales son fabulosas (3.2 billones de dólares en marzo de 2012). De ellas, una buena cantidad están invertidos en títulos y bonos del tesoro estadounidense. En la actualidad (enero del 2018) es el mayor tenedor extranjero de deuda estadounidense y el segundo propietario de bonos gubernamentales, después de la Reserva Federal norteamericana. Es la mayor base manufacturera del mundo. Allí está la cuarta parte del proletariado mundial. Tiene una población de 1.343.239.923 habitantes (Julio de 2011).

Sus inversiones han trasuntado las fronteras estadounidense originando fuertes déficits comerciales en la economía de aquel país, incluida las que manejan el FMI. Se empiezan a proyectar empresas por ejemplo similares a la Boeing o Airbus en la fabricación de aviones, sus fuerzas armadas están siendo potenciadas con armamento de última tecnología a tal punto que han ingresado a la competencia espacial, hasta esos momentos reservados sólo para los monopolios norteamericanos y rusos. El asunto es muy serio que lleva a duras pugnas en zonas como África, Medio Oriente e inclusive América Latina por la obtención de recursos naturales, particularmente, por el gas natural y el petróleo. La presencia China en ascensión ha hecho erosionar todo el dominio norteamericano que encolerizado se prepara para la batalla final. Sin embargo su “talón de Aquiles” es la economía, hoy bastante deteriorado por sus déficit (comercial y cuenta corriente) y la inminente quiebra del dólar. Por eso ahora ya no se habla de un “Consenso de Washington” sino de un “Consenso de China”.

Posteriormente aquellos avances han seguido su curso: en octubre de 2014 el FMI lo ha considerado la primera economía capitalista del mundo en reemplazo de Estados Unidos que ostentaba ese puesto desde 1931. Según el organismo internacional China representa el 16,479 % del PIB mundial medido en Paridad de Poder Adquisitivo, frente al 16,277 % de Estados Unidos.

También en octubre de 2014 hubo acuerdo de fundación del Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (Asian Infrastructure Investment Bank o BAII), una institución financiera internacional propuesta por el gobierno de China y con cargo de redacción de sus estatutos internos a finales de 2015, el mismo que se cumplió el 25 de diciembre de 2015 y, abierto oficialmente el 16 de enero de 2016. Es un banco que tiene mucha trascendencia en la geoeconomía mundial. Actualmente tiene 57 miembros (incluye a Alemania, Reino Unido, Australia y Corea del Sur).

Luego, el 01 de diciembre de 2015 el Fondo Monetario Internacional (FMI) anunció el ingreso del yuan en la canasta de reservas –junto al dólar, el euro, el yen y la libra esterlina-, es decir, a las monedas que el FMI utiliza como activo internacional en lo que supone el reconocimiento del poder de China en la economía mundial. Esto significa que la nueva cesta del FMI ahora está compuesta por un 47,7 % de dólares, un 30,9 % de euros, un 10,9 % de renmimbis, un 8,3 % de yenes y 8,09 % de libras esterlinas.

Según cifras del Banco Mundial, China contribuyó al crecimiento económico mundial entre los años 2012 y 2016 en un 34 por ciento más que la aportación combinada de EEUU, la Unión Europea y Japón (1).

La empresa china, AliBaba, la empresa de venta al por menor, es en la actualidad (2018) la que más factura a nivel mundial, habiendo desbancado a Walmart (estadounidense) que ocupaba aquel lugar durante largas décadas.

Recientemente, exactamente el 26 de marzo del 2018, China abrió la comercialización en yuanes de contratos a futuros del petróleo desde la Bolsa Internacional de Energía de Shanghái. Fue un acontecimiento durísimo para occidente, sobre todo, para Estados Unidos. Con esto China ha posicionado su moneda en el mercado mundial, siendo una alternativa para los países exportadores que enfrentan sanciones unilaterales de Estados Unidos (2).

Finalmente no olvidar que China es una potencia militar con armamentística super moderna (armamento de quinta generación). Sus avances en este campo han sido muy importantes que muestran su ascensión a la era nuclear y espacial. Desde hace 15 años realiza un programa masivo de modernización militar. Tiene una moderna flota de submarinos.

En la actualidad debido a las descaradas provocaciones militaristas de Estados Unidos en el Mar Meridional de China inducen a pensar en un recambio en la geopolítica de este país.

Cierto, China está decidida a controlar el más importante y de gran valor geoestratégico corredor marítimo en el Mar del sur de China o también llamada Mar meridional de China que le permitiría controlar la navegación marítima en esa región. No olvidemos de su gran valor geoestrategico: la mitad de las mercancías marítimas global pasan por esta vía. El comercio a través de este paso marítimo es de cinco billones de dólares anuales incluyendo el 1.2 billones de dólares que es el comercio con Estados Unidos. El 75 por ciento del petróleo que llega desde el Oriente Medio pasa por esta vía. China necesita el 40 por ciento del petróleo que recibe a través de este paso marítimo. A fin de cuentas la importancia de este corredor marítimo proviene de la importancia que tiene la economía actual de China.

Aquí un apunte muy importante:

“La importancia de esta reivindicación radica en que si fuera aceptada internacionalmente, convertiría el mar del Sur de China en aguas territoriales chinas, y no internacionales como son actualmente. Y esto permitiría a China controlar la navegación marítima en la zona. Esto implicaría, ni más ni menos, tener el control sobre la mitad del total de toneladas que se mueven en el mundo. La línea roja y blanca indica la zona que China quiere que se reconozca como perteneciente a su territorio. En su interior, además, hay importantes yacimientos de petróleo. Se ve claramente que las grandes líneas de transporte marítimo que después confluyen en Singapur pasan por esta zona”.

Continua: “…las islas Spratly cierran uno de los grandes ejes de navegación del mundo, la llamada ruta este-oeste. La mitad del tránsito comercial mundial pasa por este corredor, como también la mayor parte del petróleo que consumen los países asiáticos. Si China convirtiera este mar en aguas territoriales suyas, en vez de aguas internacionales como son ahora, su poder sobre el comercio de todo el mundo se tornaría inmenso (3). Napoleón dijo de China lo siguiente: “Cuando China despierte el mundo temblará”.

2.- Estados Unidos, segunda potencia capitalista:

En principio debemos saber que Estados Unidos ha vivido desde 1973 (cuando se inició el actual ciclo económico largo de crisis y contracción) fuera de sus posibilidades de producción, drenando importantes ahorros y riquezas mundiales, se dice que ahora esto sería nada menos de las tres cuartas partes. Bien sabemos que aquello ha sido porque el dólar aún sigue siendo la moneda de referencia mundial.

Desde aquellos años (1973), por supuesto, empezaba a acentuarse su déficit comercial (mayor importación y menor exportación), el mismo que devino en muy grave cuando hizo funcionar con gran energía la máquina de impresión que empezó a inflar y distorsionar los mercados financieros.

Brevemente la debacle de la economía estadounidense ha discurrido de la siguiente forma:

2010-2011, estancamiento económico. Todo Europa crece al 0.5 %. Estados Unidos, 0.3%.

2012 (julio), Estados Unidos fue desplazado por China en Europa de su condición de primer socio comercial.

2012, Estados Unidos fue superado por China como nación comercial más importante del mundo.

2014 (mayo), tal como hemos afirmado más arriba, la economía china, según el FMI, es la mayor economía capitalista del mundo. Ha superado a Estados Unidos en Paridad de Poder Adquisitivo. China representa el 16,479% del PIB mundial frente al 16,277% de Estados Unidos, según se desprende de las últimas estadísticas de la organización.

El crecimiento de Estados Unidos, según sus estadísticas, es sobre la base de la deuda. Y en estas circunstancias la deuda mundial en la actualidad supera los mayores registros de la historia del capitalismo.

Veamos un apunte reciente:

“En 2016 la deuda mundial alcanzó los 164 billones de dólares, lo que representa el 225 por ciento del PIB mundial, un máximo histórico del capitalismo. Supera ampliamente los niveles de 2009, justo después de la quiebra del banco Lehman Brothers y representa un riesgo para el capitalismo, advierte el Fondo Monetario Internacional (FMI). Sólo China representa el 43 por ciento del aumento de la deuda mundial desde 2007 (4).

Consecuentemente hasta aquí sus déficits económicos han sido mortales. Recientemente el presidente estadounidense, Donald Trumph, ha identificado a China, México y Europa -o, para ser más precisos, Alemania-, como los principales focos del déficit comercial de Estados Unidos.

En el actual conflicto comercial sino-estadounidense los aranceles a las importaciones de productos procedentes de China (25% para el acero y del 10% para el aluminio.) han sido contraproducentes. Se dice que Estados Unidos tras aquellos hechos tiene un enorme pánico de perder las ingentes cantidades de compra de bienes y servicios foráneos que efectuará China próximamente que pueden alcanzar hasta 10 billones de dólares. Y China está preocupada ahora mismo a causa de la guerra comercial en que están incursas ambas superpotencias capitalistas de la inminente quiebra del gigante de las comunicaciones chinas, ZTE. (5).

En lo que respeta a la ruptura del acuerdo nuclear iraní, este país no es el único afectado, aquella afecta considerablemente a los grandes monopolios europeos, pues, con aquella decisión los obliga abandonar este país en un periodo de tres a seis meses bajo cargo de duras represalias y sanciones.

Veamos un apunte:

“Entre otras cosas, Washington ha concedido un plazo de tres a seis meses a las empresas francesas para que abandonen Irán. Pero uno de los máximos perdedores es Airbus, un gigante aeronáutico europeo al que Irán había encargado un centenar de aviones por un importe de 17.500 millones de euros. El 22 de diciembre de 2016 Airbus recibió de Teherán un pedido en firme de 100 aviones, entre ellos 46 de la familia A320, 38 A330 de largo recorrido y 15 copias del nuevo A350. Era un megacontrato de 18.000 millones de dólares a precio de catálogo, firmado sólo dos semanas después de un pedido de 80 aviones del competidor Boeing, estimado en 16.600 millones de dólares. Un año y cuatro meses después, todo se ha venido abajo” (6).

Continuando con este asunto, abandono del acuerdo  nuclear iraní, recientemente las amenazas de Estados Unidos contra las empresas que tienen negocios con este país (Irán) se han vuelto muy descaradas: el martes 5 de junio de 2018 la subsecretaria para terrorismo e inteligencia financiera del departamento del tesoro de Estados Unidos, Sigal Mandelker, dijo: “Las compañías que están haciendo negocios en Irán se enfrentarán a riesgos sustanciales… Haremos…que rindan cuentas”. Realmente muy descaradas y prepotentes.

Veamos:

“La subsecretaria para Terrorismo e Inteligencia Financiera del Departamento del Tesoro de EE.UU., Sigal Mandelker, pidió el martes (5 de junio de 2018) a los gobiernos que “endurezcan sus redes financieras” y adviertan a sus empresas de “no caer en la engañosa red de Irán” y esclarecer “los riesgos muy significativos de hacer negocios con las empresas e individuos ahí. Las compañías que están haciendo negocios en Irán se enfrentarán a riesgos sustanciales y estos riesgos serán aún mayor cuando nosotros reimpongamos las sanciones relacionadas con el caso nuclear iraní (…) Haremos que los que hacen negocios prohibidos en Irán rindan cuentas”, matizó Mandelke“ (7).

Por otra parte las prensas han afirmado como “Día negro para el comercio” al anuncio que hizo Estados Unidos referida a la imposición de los aranceles a la UE, México y Canadá que entró en vigor desde este 1 de junio del 2018.

Veamos:

“EE.UU. ha decidido imponer aranceles al acero y al aluminio procedentes de la Unión Europea, Canadá y México, tres socios comerciales de Washington que ya han advertido que tomarán represalias. La medida, anunciada este jueves por el secretario de Comercio de EE.UU., Wilbur Ross, entra en vigor este viernes y se traducirá en tarifas del 25% para el acero y del 10% para el aluminio” (8).

Todo lo afirmado hasta aquí demuestra que el entrampamiento de la economía estadounidense no es gratuito. Su estancamiento económico es absolutamente real y se arrastra desde aquellos años (2008). Las leyes económicas capitalistas han sido sumamente inflexibles con este país, que desde el punto de vista geopolítico lo ha conducido a una situación de deriva e inestabilidad general.

3.-  India, tercera potencia capitalista:

En el caso de India, tercera potencia capitalista, ante todo hay que tomar nota que su población es de 1240 millones de habitantes. Es el segundo país más poblado del mundo después de China. Su crecimiento económico en los años más tumultuosos de la economía mundial ha sido superior al de Japón y Alemania. Mientras estos estaban en estancamiento, India estaba en un importante crecimiento económico. El 20 de septiembre de 2011 ya se había anunciado que India podía desplazar a Japón del tercero al cuarto lugar en el contexto de la economía capitalista mundial.

El apunte decía lo siguiente:

“La India podría desplazar este año a Japón como la tercera mayor economía mundial en términos de Producto Interno Bruto (PIB), opinó un experto de una reputada compañía de análisis de la economía global. La nación surasiática es actualmente la cuarta mayor economía del mundo -también marcha detrás de Estados Unidos y China-, pero le pisa los talones a Japón al ser mínima la diferencia entre sus PIB: 4,31 trillones de dólares por 4,06”. (9).

En efecto el 30 de mayo de 2013 la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) reafirmo aquellos cálculos, y dio cuenta al mundo que India había pasado a ser la tercera mayor economía del mundo, es decir, había desplazado a Japón del tercero al cuarto lugar en la nueva estructura económica capitalista mundial que estaba entretejiéndose. Cierto Japón desde 1985 en que le impusieron el Acuerdo Plaza está en decrecimiento económico. En cambio en India el crecimiento corre en un orden de los 5-6 %.

En la actualidad por sus desavenencias geopolíticas con China y los fuertes vientos de integración que soplan sobre lo que se llama la región de Eurasia donde Alemania debe ser el más beneficiado y en el que India marcha a la zaga por sus alianzas con las decadentes burguesías estadounidense, es posible que este país (Alemania) lo desplace. No olvidemos que los fuertes vientos de cambio y el nuevo reajuste capitalista aún están batiéndose y están en pleno proceso.

Aquí un apunte de la evolución anual del PBI de India desde el año 2008 hasta el 2016, incluso agrego unas notas del primero al tercer trimestre del 2017 (10). Veamos: 2008, 4.9 %. 2009, 9.1. 2010, 11.0 %. 2011, 7.9 %. 2012, 4.9 %. 2013, 6.1 %. 2014, 7.0 %. 2015, 7.5 %. 2016, 7.9 %. En 2017: primer trimestre: 6.1 %. Segundo trimestre: 6.0 %. Tercer trimestre: 6.1 %. En realidad es muy interesante la evolución del PBI de India. (Esta última parte es un párrafo de mi segundo libro que está en proceso de edición).

4.- Japón, cuarta potencia capitalista:

La burguesía financiera japonesa, es una proyección de las castas y dinastías que históricamente dominaron la isla desde el shogun (generalísimos), los daimyos (señores feudales), los emperadores fundamentalmente mutsu-Hito (Meiji), hasta los Zai-batsu (consorcios).

En la Primera Guerra Mundial (1914-1918) estuvo del lado de Inglaterra, Francia, Rusia, Italia y los Estados Unidos de Norteamérica contra la Intente conformada entonces por Alemania, Austria, Hungría y Bulgaria. La derrota de la Intente en la guerra le dio la oportunidad de expandirse a expensas de las colonias alemanas, como fue en su oportunidad China, consolidando sus posiciones en toda la zona continental, además de su intromisión en Corea.

Pero en la Segunda Guerra Mundial se pasó al lado de Alemania y formaron el llamado Eje junto a Italia, Hungría, Bulgaria y Rumania. Este era el frente fascista. La lucha por el control del mundo desatada por los monopolios internacionales, había impulsado la formación de los dos frentes de guerra. La consigna principal, en ese momento de la Alemania nazi, Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia fue, indudablemente, el arrasamiento de la URSS.

La derrota de éstas fuerzas fascistas en el curso de ésta conflagración mundial encabezadas por la Alemania nazi, hizo que el Japón perdiera el control de amplias regiones de China Continental e incluso su territorio terminara ocupada por las tropas estadounidenses.

El “Plan Meiji”, cuyo nombre se puso en alusión al emperador Mutsu-Hito, fue impulsado en ese momento (después de la Segunda Guerra Mundial) por la burguesía financiera estadounidense para el logro de sus objetivos en esta región. Aunque su ejecución significó el resurgimiento de la economía japonesa, en el fondo constituyó, una clara dependencia al capital financiero estadounidense, pues a pesar de los grandes cambios ocurridos en su economía y fundamentalmente en contraste al amplio poder y desarrollo alcanzado, hoy aún subsisten bases militares estadounidenses en su territorio.

Por eso en la actualidad la burguesía financiera japonesa es aliada, prácticamente incondicional, de la política imperialista estadounidense llevada adelante en la región contra la República Popular de China, Rusia y la República Popular Democrática de Corea (RPDC). Indudablemente existe una burguesía financiera japonesa muy fuerte pero con vínculos también muy fuertes con la gran burguesía financiera estadounidense.

No debemos olvidar que a partir del año 1985, después de la imposición del Acuerdo Plaza, su economía ha tenido un decrecimiento muy importante, prácticamente a partir de entonces aquello se hizo crónico, una situación contrapuesta a lo que había logrado en las décadas anteriores, que fueron en el orden de los 7 %. Hay que tomar nota que aquel acuerdo en realidad fue una autentica guillotina para los intereses de Japón, pues, ocurrió cuando este país empezaba a deslizarse por la senda de enormes éxitos en su economía, específicamente, cuando sus exportaciones ya representaban el 10% del total mundial.

En la actualidad la crisis económica tiene un efecto muy devastador sobre la economía de éste país, cuyo crecimiento prácticamente está estancado.

Veamos esto en la siguiente evolución anual de su PBI (Fuente: Expansion/ Datosmacro.com: “El PIB sube un 0,6% en Japón en el tercer trimestre”. Es una publicación del año 2017. Observar el siguiente enlace: https://www.datosmacro.com/pib/japon ): 2008, -1,0 %. 2009, -5,5 %. 2010, 4,7%. 2011, -0,5 %. 2012, 1,4 %. 2013, 1,6 %. 2014, 0,3 %. 2015, 1,2 %. 2016, 1,0 %.

Su deuda pública es el doble de su producto interior bruto (PIB), se dice, la mayor entre los países desarrollados. La prensa, rtve.es, difundió el 10 de febrero de 2017 el siguiente apunte: “La deuda pública de Japón marca un nuevo récord al alcanzar los 8,82 billones de euros en 2016” (ver el siguiente enlace:  http://www.rtve.es/noticias/20170210/deuda-publica-japon-crecio-16-2016-cerro-ano-cifra-record/1489028.shtml ). Allí se afirma lo siguiente: “La deuda pública de Japón, la mayor del mundo desarrollado, se ha ampliado y ha alcanzado un nuevo récord a finales de 2016, con un valor a 31 de diciembre de 1,066 trillones de yenes (8,82 billones de euros), según los datos trimestrales publicados este viernes por el Ministerio japonés de Finanzas”.

Pero aun así, Japón tiene un importante parque tecnológico-industrial. No olvidemos que a diferencia de los tigres asiáticos este país (Japón) logró desarrollar su industria.

En la nueva estructura económica del sistema capitalista mundial después del 2008, es la cuarta potencia capitalista del mundo después de India.

5.- Alemania, quinta potencia capitalista:

Antes unas notas de la Unión Europea (UE):

En el origen de la Unión Europea que generalizando se suele decir que fue creada por Estados Unidos, en el fondo sobrevino de un largo proceso en la que estaban comprometidas las burguesías financieras estadounidenses y europeas, ligadas al fascismo alemán, donde Bernardo de Lippe-Biesterfeld (el que se hacía llamar el Príncipe de Lippe-Biesterfeld o simplemente “príncipe Bernardo”), un alemán de pasado Nazi, tuvo mucha incidencia. Este personaje fue el primer presidente del grupo Bilderberg, que en esos tiempos gravitaba en toda Europa desde los Países Bajos (Holanda). Un financista que luego se vio envuelto en bochornosos escándalos de tipo financiero. Para muestra solo un botón: “Un nuevo escándalo de gran magnitud afectó a la familia real holandesa en 1976 cuando se descubrió que el príncipe Bernardo había aceptado un soborno de 1.100.000 dólares de la Lockheed Corporation, una empresa estadounidense de ingeniería aeronáutica, para que influyera en el gobierno holandés en la compra de varios aviones de combate F-104. Bernardo había trabajado en más de 300 consejos y comités empresariales de todo el mundo, siendo elogiado en los Países Bajos por sus esfuerzos por promover el bienestar económico del país. Joop den Uyl, primer ministro holandés, ordenó una investigación de aquel escándalo, pero el príncipe Bernardo se negó en redondo a contestar a las preguntas de los periodistas, declarando: “Estoy por encima de esas cosas.”. (Wikipedia). En efecto, en 1930 este personaje había sido miembro de las SS [nazis], más exactamente, de la Reiterkorp SS (caballería) y de Farben Bilder, una filial de IG Farben. Casado en 1937 con la heredera del trono de los Países Bajos, la princesa Juliana, su hija, la reina Beatriz, es una activa participante de las reuniones del Grupo de Bilderberg. La designación del primer presidente del Grupo de Bilderberg, el príncipe Bernhard (1911-2004), por Joseph Retinger y sus seguidores, no es ninguna casualidad por una gobernación mundial y que hoy está en declinación y bajo los embates de los cambios que cubren el planeta desde 2008 la gran crisis económica de aquel año. El 29 y 30 de mayo de 1954 tuvo lugar la primera reunión del grupo Bilderberg, propuesta por el emigrante judío y consejero político Polaco Jozef Retinger. Este, preocupado por el antiamericanismo que estaba causando el Plan Marshall en Europa, decidió reunir a los líderes europeos y norteamericanos para promover el entendimiento entre ellos. Entre los invitados estuvieron el príncipe neerlandés Bernardo, que decidió promover la idea, David Rockefeller, quien financió la reunión, y el primer ministro belga Paul van Zeeland. A esta lista de actores proveniente de una larga tradición político-comercial podemos agregar el papel de la llamada Trilateral creada en 1973 por David Rockefeller y Zbigniew Brzezinski (miembros ambos del CFR), mentor este último del actual presidente estadounidense Barack Obama. Se dice incluso que esta Trilateral habría dado origen al llamado grupo imperialista G-7.

Veamos un apunte:

“Con tales ideas no fue para nadie una sorpresa el que Retinger congeniara con el príncipe Bernardo de Holanda, quien a la sazón era de ideas muy similares. Juntos dieron forma a lo que más tarde sería conocido como el grupo Bilderberg, en recuerdo del hotel holandés donde se celebró su primera reunión en 1954. El Bilderberg Group ha sido desde entonces uno de los más influyentes organismos sobre la política internacional, y uno de los arquitectos del Nuevo Orden Mundial. Aunque la mayoría de sus miembros ha participado siempre en estas conferencias a título personal, y, por tanto, como un simple ciudadano, es indudable que estas personas, cuando se reintegran a sus respectivos cargos, ponen en actividad los acuerdos a los que se ha llegado durante la reunión”.

Continua: “El grupo Bilderberg no es la única organización de este tipo que opera en el mundo. La Comisión Trilateral o el estadounidense Consejo de Relaciones Exteriores serían sendos ejemplos de organismos similares, cuyos acuerdos influyen decisivamente en la vida política y económica mundial. Pensemos que el comité consultivo del grupo Bilderberg cuenta con lumbreras como Henry Kissinger o David Rockefeller, presidente del Chase Manhattan Bank”.  (Esta cita viene de Wikipedia),

Sobre esto continuo con otra cita, muy importante:

“La primera reunión del Grupo de Bilderberg tuvo lugar en Oosterbeck, Holanda, en mayo de 1954. Se dice que ese grupo elitista simplemente adoptó el nombre del hotel en que se alojaban los participantes, aunque existen dudas en ese sentido. Su creación se debe, en todo caso, al trabajo de Joseph Retinger, aunque también hay que mencionar a varios «peces gordos» del mundialismo, como el inevitable David Rockefeller (presidente del CFR y del Chase Manhattan Bank, entre otras conocidísimas instituciones)”.

Continua: “Los miembros del Grupo de Bilderberg constituyen «la crema y nata» de la clase política, económica y financiera del mundo atlantista. Los medios occidentales no mencionan más que muy raramente sus reuniones y, en cuanto a que el Grupo sea tema de reportajes… ¡ni hablar!”.

Continua: “Las reglas que rigen su organización y las intervenciones de los participantes son una copia estricta de las que rigen en el Royal Institute of International Affairs (RIIA, principio conocido como la «regla de Chatham House»). También en este caso la familia Rhodes y Milner ha dejado su impronta. En realidad, las élites que se mueven en el Grupo de Bilderberg imponen ampliamente sus propias condiciones en materia de política, de economía y en cuestiones financieras. El caso del belga Etienne Davignon resulta especialmente impresionante. Vicepresidente de la Comisión Europea de 1981 a 1985, Etienne Davignon es el gran pachá de ese grupo elitista” (11).

Sin embargo cuando hablamos de una Unión Europea bajo creación anti-histórica  (07 de febrero de 1992, firma del tratado de Maastricht y su entrada en vigor el 01 de noviembre de 1993) nos referimos a los negros objetivos que animaron a este conglomerado desde su fundación, justamente después de la implosión de la ex URSS, claramente orientado a un paulatino desmantelamiento del Estado de Bienestar que fuera instalada en Europa tras el final de la Segunda Guerra Mundial en contraposición a los beneficios que otorgaba la URSS del gran Stalin a su pueblo. Por supuesto también a consolidar el poderío estadounidense y luego cuando China se deslizo por una senda de enorme desarrollo capitalista y Rusia reagrupo sus fuerzas, sirvió para contenerlos. Ese es el negro objetivo de la Unión europea, arrasar el estado benefactor que en la actualidad atenta contra los derechos de los trabajadores estancando los salarios y sobre todo afectando a los jubilados. Por eso los pueblos europeos luchan por su disolución.

Finalmente es necesario tener en cuenta el siguiente apunte el PBI de Alemania y Francia en la zona euro es muy importante: Alemania con el 27.1% y Francia con el 21.2% (Fuente: Comisión Europea.) (12).

Ahora hablemos en concreto de Alemania:

El capitalismo alemán tuvo una enorme trascendencia en los grandes acontecimientos ocurridos en el mundo a lo largo del siglo XX. Fue gravitante su influencia en los destinos de la humanidad.

Cada vez que Alemania lograba su unificación tras divisiones y disensiones anteriores, construía un Reich. Así, el primer Reich se refiere al imperio Romano Germánico de Otón I (antes del primer milenio). Exactamente se forjó desde el año 962 hasta los sucesos de la reforma protestante llevada adelante por Martín Lutero en el siglo XVI. Pero este primer Reich fue afectado por la Guerra de los Treinta Años que lo condujo a la división en varios Estados: Austria y Prusia fueron dos de ellos. Sin embargo, tras estos hechos, nuevamente se dirigieron a la unificación, concretándose en el segundo Reich a iniciativa de Prusia conducido en ese momento por Otto Von Bismarck llamado también “El Canciller de Hierro”. En ese periodo se producía la Segunda Revolución Industrial en el mundo, particularmente en Europa, potenciando fuertemente la economía alemana y llevando al surgimiento y consolidación de una poderosa burguesía financiera que obligó a las burguesías de los otros países capitalistas que existían en esos momentos, a la búsqueda de colonias y a la militarización de sus economías, y, con ello, a la conflagración de la Primera Guerra Mundial ocurrida entre 1914 y 1918, más conocida como “la guerra de las trincheras”. El Kaiser (Emperador Guillermo II de Hohenzollen) condujo esta Primera Guerra Mundial. Sin embargo su derrota en la misma terminó en una nueva división alemana. Contribuyeron en esto las luchas que desarrollaba el pueblo alemán, particularmente, aquellas encabezadas por las corrientes Espartaquistas. El epilogo de estos hechos fue la instauración, aunque efímera, de La República, como consecuencia de una constitución republicana impuesta por el Tratado de Versalles firmada al final de la guerra en 1919. Inmediatamente esto llevó al surgimiento del grupo de extrema derecha encabezado por Adolfo Hitler y su partido Nazi (identificada con el color pardo), esto, ante el “peligro comunista” y tras el Crack del 1929. La llegada de Hitler al poder en 1933, constituyó en los hechos, la consecución del tercer Reich, que posteriormente llevó al mundo a la Segunda Guerra Mundial, pero su derrota en esta guerra, condujo nuevamente a otra división de su territorio, estableciéndose así, dos Estados: Alemania Occidental y Alemania Oriental. La primera bajo égida de los Estados Unidos de Norteamérica.

La lucha sostenida por el sistema capitalista contra la URSS fue muy dura desde un primer momento. Empezó en el momento mismo del triunfo de la revolución Bolchevique (1917). Hubo verdaderas confabulaciones internacionales para ahogarla y estrangularla. Las burguesías financieras europeas, particularmente, la inglesa, arremetieron con furia descomunal contra este gran movimiento revolucionario. Luego fue desarrollada por la burguesía financiera alemana con Hitler a la cabeza. Y tras la derrota alemana en la gran guerra fue proseguida por la burguesía financiera estadounidense, proceso al que se le denominó entonces como “Guerra Fría”. Pero en contraposición a los acuerdos que habían puesto fin a la Segunda Guerra Mundial, la estrategia imperialista estadounidense en territorio alemán y en general en toda la región de Europa occidental fue orientada a un proceso muy grande de inversiones, tal como fue en su momento, el “Plan Marshall”, llevando así, a un nuevo proceso de militarización de sus economías, sobre todo de Alemania Occidental, que luego condujo a la más grande alianza militar forjada en territorio europeo: la OTAN (Organización del Tratado Atlántico del Norte). Entonces el “Plan Marshall” cumplió sus objetivos, entre ellas, llevando al resurgimiento a la economía alemana pero desde la perspectiva y los objetivos estadounidenses.

Sin embargo es bueno aclarar esta situación de mejor forma. Recordemos que al finalizar la Segunda Guerra Mundial empezaron las fricciones entre los aliados por la división de Alemania. Inglaterra y Francia confluyeron con los Estados Unidos de Norteamérica para conformar una sola Alemania, denominada Alemania Occidental o también conocida como Alemania Federal. El centro de la reacción mundial entonces se había trasladado de Berlín a Washington. Luego Estados Unidos desarrolla una agresiva política exterior amparada en el monopolio de la bomba atómica que poseía. Fue un periodo muy particular caracterizado, entre otras, por el chantaje de los Estados Unidos de Norteamérica contra los países socialistas. Sus fanfarronadas terminaron cuando en 1949 la URSS construyó su bomba atómica y en 1953 hizo lo propio con la bomba de Hidrógeno. Sin embargo en éste mismo periodo, la burguesía financiera norteamericana, sintetizó su ambiciosa política para el Sud-este Asiático y la zona del Medio Oriente, desplazando de esta región a las otras burguesías financieras de occidente. Planificó su estrategia de acuerdo a la larga confrontación que desarrollaría posteriormente contra el sistema socialista, particularmente contra la URSS (Ojo, las confrontaciones actuales en estas zonas tienen éstas raíces que no deben obviarse bajo ningún concepto). La aplicación del Plan Marshall con objetivos claros que se enmarcaba perfectamente con su política anti-socialista, llevaron a grandes y asombrosas inversiones en esta región, sobre todo en Alemania Occidental. Se entiende que tras la guerra los Estados Unidos terminaron con una economía muy sólida, sobre todo, por su ingreso tardío a la guerra, por las imposiciones de su moneda como único instrumento de comercio internacional y por la concentración del oro en territorio norteamericano al considerársele a este como único lugar seguro de posibles invasiones “comunistas”. En cambio la economía inglesa, francesa, ni que decir de la economía soviética, japonesa e italiana, estaban prácticamente diezmados. Esto permitió semejante política imperialista, ambiciosa en extremo, por nuevos mercados y control de nuevos territorios.

Posteriormente en 1985, el PBI de la República Federal de Alemania pasó a ser el tercero del mundo. Eso indudablemente era asombroso. Asimismo poseía una potente industria automotriz, una gran industria aérea e incluso Espacial. Su industria siderúrgica y de energía atómica pasó a ser a una de primer nivel. En consecuencia el Marco Alemán era una moneda muy fuerte. Alemania Occidental se convertía en una potencia imperialista que empezaba a succionar en primer término a la abatida economía de Alemania Oriental. Incluso sus pretensiones llegaron a observar a la propia economía soviética que en esas circunstancias estaba en pleno proceso de debacle.

La evolución anual del PBI de Alemania desde el año 2008 hasta el 2016 (Fuente: Expansion/ Datosmacro.com: “Mejora el PIB trimestral de Alemania en el tercer trimestre”. Observar el siguiente enlace: https://www.datosmacro.com/pib/alemania ), es como sigue: 2008, 1,1 %. 2009, -5,6 %. 2010, 4,1 %. 2011, 3,7 %. 2012, 0,5 %. 2013, 0,5 %. 2014, 1,9 %. 2015, 1,7 %. 2016,  1,9 %.

Alemania, después de la importante reducción de su deuda pública, en 2016  de 18.000 millones de euros (2,9 puntos porcentuales inferior a la de 2015.), a finales de 2016 seguía siendo elevada, pues, representaba, 2,140 billones de euros (13).

En la actualidad es un país muy importante en desarrollo industrial. En la nueva estructura económica del sistema capitalista mundial después del 2008 es la quinta economía capitalista. Es una potencia económica baluarte de la Unión Europea.

Según Wikipedia. “La economía de Alemania es la cuarta economía más poderosa del mundo después de la de Estados Unidos, China y Japón (Ojo, en nuestra investigación es la quinta economía, además, China en la actualidad es la primera potencia capitalista mundial) y la quinta por PIB (PPA). El país es considerado el motor económico de la Unión Europea (UE). En 2014, Alemania registró el mayor superávit comercial en el mundo con 285 mil millones de dólares. Alemania es el tercer mayor exportador del mundo con 1.511.000 billones de dólares exportados en 2014. Las exportaciones representan el 41% de la producción nacional. El sector servicios contribuye alrededor del 70% del total del PIB, la industria 29,1%, y la agricultura 0,9%. Los principales bienes exportados de Alemania son vehículos, maquinarias, productos químicos, productos electrónicos, productos farmacéuticos, equipos de transporte, metales básicos, productos alimenticios, caucho y plástico”

Finalmente un apunte totalmente actualizado: según los últimos datos que se tiene de Europa, una región que en PBI sobrepasa a China y Estados Unidos, existe un fuerte reajuste capitalista (reagrupamiento de poderes económicos) en torno al poderío de Alemania: el mayor beneficiado de la imposición de la Unión Europea. Su ligazón con Rusia y China es muy fuerte. El actual proyecto Nord Stream 2, que es defendido a capa y espada por Alemania, prevé el tendido de dos tuberías de gas con una capacidad anual para 55.000 millones de metros cúbicos que unirán la costa rusa y Alemania a través del fondo del mar Báltico. El gasoducto deberá empezar a funcionar a finales del año que viene (2019). Entonces a razón de todo lo anterior hay un renacer muy fuerte de la economía alemana. Consecuentemente es posible afirmar que muy pronto este desplazando a Japón e India del cuarto y tercer lugar, respectivamente, en la nueva estructura económica capitalista después del 2008. Prácticamente estamos ad-portas del advenimiento de una nueva superpotencia capitalista. Esto por supuesto enfurece a los consorcios estadounidenses sobre todo a los monopolios del petróleo y el gas. No olvidemos que los nuevos aranceles contra las exportaciones procedentes de China también están apuntalados contra Europa, lo que quiere decir contra Alemania.

6.- Rusia, sexta potencia capitalista:

Y en el caso de Rusia, sexta potencia capitalista, su renacimiento ha avanzado al influjo de los fuertes vientos de desarrollo capitalista que soplan sobre la región de Asia. No olvidemos que Rusia es el país más grande del planeta:    el total de su territorio es de 17 098 242 km². Realmente inmenso.

Aquí el factor energético fue muy importante.

En el caso del petróleo:

Un apunte de febrero de 2018. Este referido a la producción anual (2017) del petróleo por Rusia: aquel año Rusia ha sido el primer productor mundial de petróleo con 10,582 millones de barriles diarios. Con estas cifras ha sobre pasado tanto a Estados Unidos y a la propia Arabia Saudita.

Veamos:

“Rusia se mantuvo en diciembre de 2017 como el primer productor mundial de petróleo extrayendo un promedio de 10,582 millones de barriles diarios, según los datos del Servicio Federal de Estadísticas de Rusia (Rosstat) y la Administración de Información Energética de EEUU (EIA).

Arabia Saudí ocupó el segundo lugar, con una extracción de 10,033 millones de b/d en diciembre. Según EIA, la producción petrolera de EEUU en el mismo periodo osciló entre 9,919 millones y 10,251 millones de b/d. (14).

En el caso del gas:

La producción anual del gas natural de Rusia para este año (2018) esta previsto en 691.100 millones de metros cúbicos, igual que en 2017.

Veamos el apunte:

“Rusia tiene previsto extraer en 2018 unos 691.100 millones de metros cúbicos de gas natural y asociado, declaró el ministro ruso de Energía, Alexandr Nóvak. Hablando de las exportaciones de gas, el ministro afirmó que se espera que la compañía gasística rusa Gazprom exporte entre 210.000 y 220.000 millones de metros cúbicos” (15).

El 21 de mayo de 2014 se tuvo conocimiento del histórico y multimillonario convenio suscrito entre Rusia y China de suministro de gas. El monto fue fabuloso: 400 mil millones de dólares y establece los parámetros para el suministro de hasta 38 mil millones de metros cúbicos anuales de combustible a China, por un período de 30 años.

Veamos esto:

“Los presidentes de Rusia, Vladimir Putin, y de China, Xi Jinping, suscribieron este miércoles el histórico convenio multimillonario de suministro de gas, una vez que ambos Gobiernos acordaron el precio, la ruta del gasoducto y las posibles participaciones chinas en proyectos rusos, tras una década de conversaciones. El contrato fue suscrito entre los dos gigantes estatales energéticos, la Gazprom de Rusia y la Corporación Nacional de Petróleo de China (CNPC). De acuerdo con la agencia Russia Today (RT), el monto total del contrato es de 400 mil millones de dólares y establece los parámetros para el suministro de hasta 38 mil millones de metros cúbicos anuales de combustible a China, por un período de 30 años” (16).

Finalmente en lo referente a la actual economía rusa debemos ser claros y transparentes. Cierto, Rusia desde 1991 hasta 2010, incluso unos años más, estuvo prácticamente en recesión y en una importante fuga de capitales. Sin embargo los últimos datos dan cuenta que para 2017 habría una seria recuperación económica al influjo de los hechos geopolíticos que ocurren últimamente en el planeta, en el que ciertamente, Rusia ha devenido en un importante actor geopolítico. Ayuda en aquellos acuerdos de inversión firmados con China, también con los países europeos, en especial con Alemania por el asunto del gas.

Veamos un apunte:

“El auge económico se asegurará por el restablecimiento de la demanda interna. Los consumidores rusos ampliarán su actividad debido al incremento de los salarios reales, la falta de reducción de otros tipos de ingresos en términos reales y la finalización del proceso de recuperación de ahorros. La demanda inversora va a reactivarse al reducirse el nivel de incertidumbre y aumentar la flexibilización de las condiciones de crédito. El rublo se ha estabilizado y no hay razones para creer que esta situación vaya a cambiar, continúa Kuzmín. La razón principal de tal confianza del analista es el mantenimiento de niveles bajos de salida de capitales. De acuerdo con sus estimaciones, la salida neta de capitales de Rusia en 2016-2017 puede estar en unos 50.000 millones de dólares, que es 4 veces menos que en 2014-2015” (17).

Por otra parte su armamentística sobre todo el armamento nuclear es de primer nivel. Cuando a finales del 2011 Rusia y China inician una muy importante reacción política militar para contener el avance de Estados Unidos hacia el Este del planeta, Rusia se constituyó en el baluarte de aquella reacción. Su armamentística relució entonces como una fuerza de enorme valor. Bien sabemos que Rusia es la primera potencia militar del mundo, justamente por su armamentística nuclear o estratégica.

NOTAS:

1.- “COMENTARIO: Una China más abierta inspira confianza a todo el mundo”. Nota publicada el 11 de abril de 2018, en: http://spanish.xinhuanet.com/2018-04/11/c_137103773.htm

2.- “China abre comercialización en yuanes a futuros petroleros”. Nota publicada el 26 de marzo de 2018, en: http://www.correodelorinoco.gob.ve/china-abre-comercializacion-en-yuanes-a-futuros-petroleros/

3.- “Seis mapas para comprender el conflicto que se avecina”. Autor: Vicent Partal. Nota publicada el 21 de febrero de 2016, en: Viento sur info.

4.- “La deuda mundial supera los mayores registros de la historia del capitalismo”. Nota publicada el 1 de mayo de 2018, en: Diario Octubre.

5.- “Trump cede ante China en su guerra comercial a cambio de Corea del Norte”. Alfredo Jalife-Rahme. Nota publicada el 24 de mayo de 2018, en: Sputnik.

6.- “Las sanciones económicas a Irán golpean a los grandes monopolios europeos”. Nota publicada el 11 de mayo de 2018, en: Octubre.

7.- “EEUU advierte a aliados de riesgos de mantener negocios con Irán”. Nota publicada el6 de junio de2018, en: HispanTV.

8.- “Día negro para el comercio: EE.UU. impone aranceles a la UE, México y Canadá, y los tres responden”. Nota publicada el 31 de mayo de 2018, en: Rusia Today.

9.- “India podría sustituir a Japón como tercera mayor economía”. Nota publicada el 20 de septiembre de 2011, en: Prensa Latina.

10.- Fuente: Expansion/ Datosmacro.com: “Mejora el PIB trimestral de India en el tercer trimestre” observar el siguiente enlace: https://www.datosmacro.com/pib/india

11.- “Historia del «Nuevo Orden Mundial»”. Nota publicada el agosto de 2016, en http://m.asambleademajaras.com/articulos/detalle_articulo.php?id_articulo=572

12.- “Unión monetaria Europea:…” Autor: Ingo Schmidt. Artículo en idioma inglés. Publicado el 21 de diciembre de 2010, en Global Research.

13.- “Alemania reduce su deuda pública al 68,3% del PIB” y su correspondiente enlace: http://www.expansion.com/economia/2017/03/31/58de3ad4e2704e18458b45a5.html

14.- “Rusia mantiene su liderazgo como productor mundial de petróleo”. Nota publicada el 28 de febrero de 2018, en: Sputnik: https://mundo.sputniknews.com/economia/201802281076642429-moscu-petroleo-barriles-produccion/

15.- “Rusia prevé producir en 2018 unos 691.100 millones de metros cúbicos de gas”. Nota publicada el 6 de abril de 2018, en: Sputnik.

16.- “Rusia y China firman histórico contrato multimillonario de suministro de gas”. Nota publicada el 21 de mayo de 2014 en Telesur: https://www.telesurtv.net/news/Rusia-y-China-firman-historico-contrato-multimillonario-de-suministro-de-gas-20140521-0044.html

17.- “¿Por qué el 2017 será bueno para la economía rusa?”. Nota publicada el 8 de noviembre de 2016, en: Sputnik:  https://mundo.sputniknews.com/prensa/201611081064685102-2017-ano-de-auge-economico/

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.