Rusia denuncia que se está silenciando “deliberadamente” el envío de armas a Daesh en Afganistán, por lo que demanda una “investigación urgente” al respecto.

“No hemos escuchado explicaciones claras sobre el envío de armas por medio de helicópteros no identificados a miembros del EIIL (Daesh, en árabe) en Afganistán”, argumentó el martes el embajador ruso ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Vasili Nebenzia.

Además, criticó que una de las fuentes de apoyo a esta banda takfirí en Afganistán —adonde se trasladaron los radicales tras su fracaso en Siria e Irak— es la asistencia militar que les suministran “varios socios” sin el control adecuado.

Nebenzia no mencionó a qué “socios” se refería, pero Moscú ha acusado en reiteradas ocasiones a Estados Unidos y a sus aliados occidentales de movilizar y equipar al EIIL en Afganistán.

En este sentido, prosiguió el titular ruso, todavía está en vigor nuestra demanda de una investigación urgente sobre la situación y el abandono de tales prácticas, queremos ver un informe al respecto, no una mera respuesta formal.

El embajador ruso también llamó a las autoridades afganas y a los contingentes extranjeros desplegados en el país asiático a hacer “esfuerzos más decididos” para despejar las regiones norteñas de terroristas.

De acuerdo con las últimas estimaciones realizadas por Rusia, en la actualidad, 10 000 terroristas de Daesh se encuentran en suelo afgano, donde cometen de vez en cuando atentados terroristas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.