«Margarita Robles, una amante de la vida sana». El esperpento era de tal magnitud que acabaron borrando el mensaje.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.