Los invencibles drones, dotados de alta tecnología anti-francotiradores (así los pintan sus inventores estadounidenses, inventos, dicho sea de paso, cuya idea original es asesinar) no pudieron con la guardia presidencial venezolana.

Capturados ya varios implicados en el atentado fallido contra Nicolás Maduro, la revolución bolivariana no puede mostrar misericordia alguna con ellos, debe de ser implacable. Paredón para todos.Su delito es gravísimo. Pudieron descabezar toda la cúpula militar, política y judicial de esa gran nación.

Esto es una guerra contra Venezuela generada por EE.UU. y potencias imperialistas satélites, las mismas que invadieron Siria donde han provocado cientos de miles de asesinatos y donde están viendo frustradas sus aspiraciones criminales, las mismas que borraron del mapa a Libia generando una sociedad de señores feudales afines, con esclavos incluidos, en el que fuera el país más desarrollado de África.

En circunstancias especiales como estas, se pasa por las armas a traidores y quintacolumnistas. De no ser así, como mínimo que se pudran, lo que les quede de vida, en una cárcel.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.