La 4ª División Blindada del Ejército sirio ha dejado las provincias de Daraa y Suweida en dirección al noroeste de Siria la pasada semana, dijo una fuente militar a Al Masdar News.

Según la fuente, la 4.ª División salió del Sur de Siria con un gran arsenal de lanzadores de misiles, tanques y vehículos blindados.

Además de su equipamiento, la 4ª División está trayendo miles de soldados que se desplegaron previamente en la provincia de Damasco.

La 4ª División Blindada liderará su propio ataque distinto a las Fuerzas Tigre. Estas últimas atacarán el eje Idleb-Hama, mientras que la 4ª División liderará el ataque en la Llanura de Al Gaad.

Ambas unidades se hallan entre las fuerzas más exitosas del Ejército sirio y sus experiencias en múltiples batallas jugarán un papel fundamental en esta ofensiva.

Los analistas han hablado también de otro convoy de vehículos blindados de la Guardia Republicana ha llegado desde el sur de Siria al norte de la provincia de Hama.

Entre los objetivos de las Fuerzas del Tigre estarán dos bastiones del grupo Yaish al Izza, Al Lataminah y Kafr Zita, dos ciudades localizadas en la frontera provincial entre Hama e Idleb. Estas localidades están situadas a lo largo de la estratégica autopista Damasco-Alepo y su captura es importante para el Alto Mando del Ejército sirio.

Los helicópteros de las Fuerzas del Tigre han atacado también las posiciones terroristas en las ciudades de Al Tamanah y Umm Jalajil.

El Ejército avanzará asimismo a lo largo de la Llanura de Al Gaad para retomar la histórica ciudad de Qalat al Madiq.

Avance hacia Yisr al Shugur

Desde Qalat al Madiq, el Ejército sirio avanzará hacia el distrito de Yisr al Shugur por primera vez desde que se retiró de este área en la primavera de 2015. La ofensiva llevada a cabo en aquel tiempo permitió a los terroristas capturar dicha ciudad y la capital provincial, Idleb.

La campaña contra Idleb podría ser la última de la guerra, porque Siria ha tomado ya el resto de su territorio y la provincia de Idleb es la última en poder de los terroristas, con la excepción de pequeños trozos de territorio en el desierto del este de Siria, que continúa en las manos del Daesh.

Esta ofensiva podría ser también la más complicada con respecto a otras lanzadas por el Ejército sirio porque la provincia de Idleb se ha convertido en el mayor feudo de los militantes. Es la mayor base del Frente al Nusra y otros grupos terroristas. Sin embargo, no hay duda de que la victoria está asegurada para el Ejército sirio, que cuenta con una importante superioridad numérica y cualitativa con respecto a los grupos armados y, sobre todo, con una superioridad moral y el apoyo del pueblo sirio.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.