La Habana, 13 ago (PL) Trabajadores de la empresa cubana importadora-exportadora de objetivos electroenergéticos (Energoimport) analizaron y debatieron hoy sobre el proyecto de nueva Constitución de Cuba, durante la primera jornada de consulta popular. Los criterios expresados ratificaron el apoyo a la reforma total de la Carta Magna, y a la importancia de preservar el carácter socialista del país y el papel rector del Partido Comunista en su sociedad.

Entre los temas abordados sobresalió la necesidad de materializar lo expuesto en el artículo 31 de la propuesta de texto constitucional, que reconoce al trabajo como un valor primordial de nuestra sociedad (…) y fuente principal de ingresos que sustenta la realización de los proyectos individuales, colectivos y sociales.

Sobre ese particular, el especialista comercial de la empresa, Narce Núñez, enfatizó la importancia de lograr una remuneración salarial acorde a los niveles de precios y consumo vigentes; así como la necesidad de que el texto garantice bienes y servicios de calidad a todos los habitantes de la isla, más allá de reconocer su derecho a ello.

Otro de los temas que generó debate fue el cambio en la Constitución del matrimonio. La ley de leyes vigente lo define como la unión concertada voluntariamente entre un hombre y una mujer; sin embargo, el nuevo texto se aparta de esa concepción y plantea el matrimonio entre dos personas.

En ese sentido, sobresalieron planteamientos a favor de mantener el matrimonio según lo recoge la Constitución actual, aunque otras opiniones apoyaron la modificación porque ampliaría los derechos de los cubanos.

Al considerar los derechos sociales y económicos, la trabajadora Violeta Rodríguez propuso la elaboración e implementación de programas que refuercen la atención al adulto mayor, como la construcción de más hogares de ancianos, tomando en cuenta el acelerado envejecimiento poblacional en la isla.

Planteó asimismo la importancia de promover la natalidad mediante programas de atención a las familias en edad fértil.

Por su parte, el joven Raúl Parra expresó su conformidad con el reconocimiento constitucional a la Unión de Jóvenes Comunistas, en aras de promover la participación activa de la juventud en la construcción del socialismo.

La fase de consulta popular del documento tendrá lugar en toda la isla hasta el 15 de noviembre próximo.

Las opiniones resultantes serán evaluadas por el Parlamento, en una fase de análisis de la que saldrá el documento definitivo que será sometido a referendo popular.

En un hecho sin precedentes, los más de un millón 400 mil cubanos residentes fuera de la isla también podrán participar en la consulta a partir de la primera semana de septiembre, a través de una sección en el sitio web Nación y Emigración, del Ministerio cubano de Relaciones Exteriores.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.