La anemia entre los menores de tres años residentes en Lima, capital de Perú, subió casi ocho puntos, a 41 por ciento, en el primer semestre de este año, según un informe del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).

El padecimiento de salud pasó de 33,2 por ciento en 2017, a 41 por ciento en el primer semestre del 2018.

En el país sudamericano la anemia ronda el 46,6 por ciento en ese rango de edad. En 2014 a nivel nacional era de 46,8 y entre 2015 y 2017 bajó a 43,6, lo que significa que la situación se ha agravado hasta retroceder casi a las cifras de hace cuatro años.

El problema es bastante mayor en las regiones andina y amazónica, donde alcanza promedios, respectivamente, de 54,2 y 48,8 por ciento, mientras en la costa subió de 36,1 a 42 por ciento.

La situación se agrava en regiones como la surandina de Puno (75,9 por ciento), la amazónica de Loreto (61,5) y Ucayali (59,1) y la centroandina de Pasco (58).

El consumo de hierro, factor determinante en estos casos, es en Perú de solo tres miligramos al día, siendo lo indicado 10 miligramos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.