Se ha cometido en el Brasil, una de las medidas “jurídicas” más escandalosas de todos los tiempos y de todos los países.

Un llamado “Tribunal Electoral” en el Brasil, acaba de emitir una resolución anulando la candidatura del Luís Inacio Lula Da Silva a la presidente del Estado Federativo del Brasil.

Este increíble tribunal de “justicia”, pretende desconocer la voluntad de más de 60 millones de ciudadanos que han expresado, a gritos, su adhesión a Lula y a su postulación en las elecciones presidenciales de octubre.

En nombre de la DEMOCRACIA, se pretende desconocer a la mayoría absoluta de la ciudadanía brasileña. ¡Inaudito!

En nombre de la JUSTICIA, se pretende cancelar el derecho a la postulación del ciudadano más apoyado por el pueblo.

Estas determinaciones de la oligarquía brasileña, no puede quedar en un simple acatamiento. El pueblo brasileño tiene el derecho de apelar a todas las formas posibles para imponer sus democráticas proposiciones. En estos momentos históricos lo que ocurre en el Brasil, tiene repercusiones, no solamente en América Latina sino a nivel mundial.

La opinión mundial democrática y progresista no puede tolerar que una burocracia “jurídica” pretenda atentar contra una voluntad popular tan apabullante.

Todos los latinoamericanos y caribeños exigimos se respete el veredicto del pueblo brasileño que aparece en todas las calles, en las avenidas en los pueblos pequeños, en las grandes ciudades, en este gran coloso que es el Brasil. Será este conjunto de pueblos el que manifieste su última palabra.

PCmlm.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.