Un hombre que pasó 17 años en la cárcel por un crimen cometido por ‘su doble’ pidió la semana pasada al estado de Kansas (EE.UU.) una compensación de más de un millón de dólares, informa el periódico The Kansas City Star.

El estadounidense Richard Anthony Jones fue declarado culpable de robar a una mujer en un estacionamiento en 1999, después de que un testigo lo identificara como el autor del crimen. Cumplió 17 años de una sentencia de 19, antes de que supiera por otros reclusos que tenía ‘un doble’, con un impresionante parecido físico. Además, se descubrieron que el otro hombre incluso tenía el mismo nombre: Richard y vivía cerca del área donde ocurrió el crimen, y que podría haber sido responsable del robo.

Tras pasar casi dos décadas entre rejas, el hombre finalmente fue puesto en libertad en el 2017, después de que los testigos y la propia víctima declararan durante la audiencia que al ver las fotos de los dos hombres, colocadas una al lado de la otra, ya no podían decir si Jones era el ladrón. Tras la audiencia, un juez anuló la condena.

Ahora Jones pide una compensación por el escandaloso error y esta semana presentó en el Distrito Judicial de Kansas una petición, en la que exige que le paguen 65.000 dólares por cada año de su encarcelamiento: un total de 1.117.466 dólares, así como una compensación por los honorarios y costos de los abogados. Además, el hombre espera obtener un certificado de inocencia.

“Esta compensación es relativamente pequeña, dada la arbitraria condena que representan 17 años de encarcelamiento injusto”, recoge la petición.

Vida arrebatada

Cuando fue condenado, Jones tenía 25 años y era padre de dos niñas pequeñas. Hoy tiene 42 años y sus hijas tienen 24 y 19.

“Me tomó una gran parte de mi vida, que no puedo recuperar,” afirmó el hombre, citado por el periódico New York Times.

“En aquella época, yo estaba tratando de ser responsable como padre. No era perfecto, pero era parte de sus vidas. Fue muy difícil estar en la cárcel, porque yo estaba acostumbrado a estar presente en la vida de mis hijas”, agregó.

El caso está en manos del Tribunal de Distrito del Condado de Johnson.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.