Washington, 5 sep (Sputnik).- Estados Unidos comparte la preocupación de Rusia por la presencia de los terroristas en la provincia siria de Idlib y está dispuesto a cooperar para solucionar el problema, declaró el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo.

“Compartimos su preocupación (de Rusia) por el terrorismo procedente del norte y el noroeste de Siria, estamos absolutamente de acuerdo de que en estos territorios se encuentran los terroristas y de que es necesario ocuparnos de ellos para que no exporten el terrorismo a todo el mundo”, dijo.

Pompeo señaló que EEUU “con mucho agrado cooperará en la cuestión del terrorismo” en Idlib con Rusia.

El diplomático estadounidense agregó que lo que también preocupa a Washington es que en una operación militar en Idlib se usen armas químicas.

Pompeo indicó que mantuvo negociaciones sobre la situación en Idlib con los actores del conflicto sirio, incluidos los cancilleres de Rusia y Turquía.

“Esperamos que podamos resolver (la situación en Idlib) vía diplomática”, apuntó.

La provincia de Idlib fue ocupada en 2015 por grupos armados y la organización terrorista Frente al Nusra (también conocida como Fatah al Sham, prohibida en Rusia).

Conforme a los acuerdos de reconciliación, a esa provincia se han evacuado los miembros de grupos radicales que se han negado a entregarse a las fuerzas gubernamentales en Alepo, Homs y Guta Oriental, Deraa y Al Quneitra, escenarios de operaciones antiterroristas.

En 2017, el territorio de Idlib comenzó a formar parte de la zona de distensión del norte de Siria patrocinada por Turquía, que es junto con Rusia e Irán garante de la tregua en el país árabe establecida a finales de 2016.

Damasco declaró en julio pasado que se reserva el derecho de usar la fuerza militar para recuperar la provincia de Idlib si esta rechaza la reconciliación.

A finales de agosto, el Ministerio de Defensa ruso denunció que los terroristas del Frente al Nusra intentan organizar una provocación en esa provincia con el fin de acusar a Damasco del uso de armas químicas contra civiles.

El portavoz del ente, Ígor Konashénkov, advirtió que la coalición encabezada por EEUU utilizaría ese “montaje” como pretexto para atacar las instalaciones del Estado sirio.

Según Konashénkov, con este fin al golfo Pérsico llegó el destructor USS The Sullivans con 56 misiles de crucero a bordo, además el bombardero estratégico B-1B de la Fuerza Aérea de EEUU provisto de 24 misiles de crucero aire-superficie AGM-158 JASSM se trasladó a la base Al Udeid de Catar.

El secretario de Defensa de EEUU, James Mattis, aseguró por su parte que Washington mantiene comunicación activa con Rusia para impedir un posible uso de armas químicas en Siria.

El domingo el ministro de Exteriores sirio, Walid al Mualem, declaró que la amenaza de EEUU de bombardear a Siria bajo el pretexto de un “ataque químico” que sería achacado al Ejército gubernamental, no disuadirá a Damasco de recuperar el control de la provincia de Idlib.

Por su parte, el canciller ruso, Serguéi Lavrov, comunicó el lunes que Rusia, Turquía, Irán y el Gobierno sirio emprenden esfuerzos para separar la oposición armada de los terroristas en Idlib con el fin de lanzar una ofensiva antiterrorista, porque “no se puede seguir aguantando hasta lo infinito” la situación en esa provincia. (Sputnik)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.