La Policía de la ciudad de Tulsa (Oklahoma, EE.UU.) ha publicado el video de un arresto, efectuado el pasado 24 de agosto, de un afroamericano que recibió numerosas descargas eléctricas de pistolas táser y falleció tres días después en un hospital, informa Tulsa World.

El hecho ocurrió a plena luz del día, cuando un hombre visiblemente perturbado comenzó a gritar y a quitarse la ropa en la calle, según precisaron las autoridades. El sujeto, identificado posteriormente como Joshua Harvey, intentó huir de los oficiales ingresando en el local de un banco y tiró de la puerta de vidrio con tanta fuerza que rompió el cristal.

“¡Está bien, vamos a usar el táser! ¡Démosle con el táser!”, exclama uno de los uniformados antes de derribar a Harvey con la descarga. Sin embargo, el sospechoso volvió a incorporarse e ignoró las instrucciones de los oficiales, realizando movimientos bruscos y rodando por el piso, mientras gritaba de manera incoherente.

ADVERTENCIA: EL SIGUIENTE VIDEO PUEDE HERIR SU SENSIBILIDAD

El hombre continuó resistiéndose al arresto impidiendo que los agentes le colocaran las esposas, de modo que “su fuerza equivalía a la fuerza de cuatro oficiales“, precisaron las autoridades, mientras que uno de los efectivos exclamó: “¿Cuántas veces le dimos [con el táser], como diez malditas veces?”

Se detalla que Harvey murió el 27 de agosto pasado en el Centro Médico Saint John, mientras que las fuerzas del orden aún esperan los resultados de la autopsia para determinar las causas del deceso.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.