Mientras Moscú advierte sobre las escenificaciones de ataques químicos que los terroristas están preparando en la provincia siria de Idlib, Occidente amenaza a Damasco con nuevos ataques. En los medios estadounidenses no se descarta, incluso, un enfrentamiento con las fuerzas rusas.

En concreto, el diario The Wall Street Journal ha advertido de que “el Pentágono está elaborando opciones militares”, pero el presidente Donald Trump aún “no ha decidido qué desencadenaría extactamente una respuesta militar y si EE.UU. atacaría a las fuerzas militares de Rusia o Irán que ayudan a Assad en Siria”.

Al respecto, el analista internacional Iñaki Urrestarazu Aizpurua ha expresado que EE.UU. se ve en “una situación casi desesperada” y “está amenazando de todas las maneras posibles”.

“Creo que la histeria y la paranoia de esta gente ha llegado a tal extremo que […] nos están llevando a una situación muy crítica“, ha señalado Urrestarazu. “Esperemos que no vaya a más, pero con las amenazas que están haciendo, se podría decir que cualquier cosa es posible”, ha alertado el experto, agregando que “por no perder esta guerra, a lo mejor están dispuestos a cualquier cosa“.

Comentando el despliegue reportado por los medios de fuerzas adicionales de EE.UU. en la base de Al Tanf, situada en el sur de Siria, Urrestarazu ha recordado que la presencia estadounidense en territorio sirio es “totalmente ilegal”.

“Lo que tendrían que hacer ahora es salir inmediatamente y dejar de apoyar al terrorismo si quieren que no haya más guerra, más muertos, más desgracias, más desastres humanitarios”, ha añadido el analista.

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.