En medio de crecientes tensiones por un potencial ataque contra Siria, el destructor estadounidense de misiles guiados USS Bulkeley (DDG-84) ha hecho su llegada al mar Mediterráneo este miércoles, de acuerdo con datos de monitoreo marítimo.

El buque de guerra, con un armamento estimado de 56 misiles de crucero Tomahawk, se une así a los tres cruceros estadounidenses presentes en esas aguas —el Carney, el Ross y el Winston Churchill—, así como a al menos otros tres submarinos nucleares del tipo Los Ángeles.

De acuerdo con observadores citados por Interfax, esas naves, equipadas con misiles Tomahawk de 1.600 kilómetros de alcance, acumularían ahora más de 200 de esos proyectiles listos para una eventual agresión en la región.

Rusia ha acusado a los Cascos Blancos de organizar un ataque químico en Idlib para provocar una intervención militar occidental en Siria. El grupo ya ha filmado al menos nueve videos con la intención de utilizarlos como evidencia de ataques químicos de Damasco contra civiles en esa provincia siria, afirmó el Centro ruso para la reconciliación de las partes beligerantes en Siria.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.