Un alto diplomático iraní advierte de que el mundo debe “tomar en serio“ las advertencias sobre el complot de MI6 británico en Siria para evitar otro Irak.

El representante de Irán ante la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), Alireza Yahanguiri, recordó las afirmaciones del senador estadounidense, Richard Hayden Black, sobre el hecho de que el Servicio de Inteligencia Secreto británico (MI6) está preparando un ataque químico de falsa bandera en la provincia de Idlib, noreste de Siria, para echar la culpa a Damasco y facilitar una agresión en su contra.

En un mensaje dejado el jueves en su cuenta en Twitter, el diplomático iraní destacó que las revelaciones del senador por el estado estadounidense de Virginia (sureste) “prueban” lo que ha sido abordado en reiteradas ocasiones en las reuniones de la OPAQ mantenidas en la ciudad neerlandesa de La Haya, y pidió al mundo que “tome en serio” la advertencia.

“Si el mundo toma en serio semejantes declaraciones, no observaremos desastres como los de la guerra contra Irak”, tuiteó Yahanguiri.

El diplomático iraní se refería a la guerra lanzada en 2003, por EE.UU. contra Irak bajo el pretexto de destruir las presuntas armas de destrucción masiva que poseía el entonces dictador iraquí Sadam Husein (1979-2003), unos arsenales que nunca existieron. Ahora, el Occidente, con EE.UU. a la cabeza, intenta usar el mismo pretexto para atacar Siria, según advierte Yahanguiri.

Las autoridades de Rusia y Siria han alertado recientemente de un plan terrorista, diseñado por ciertos Estados occidentales, para fabricar un falso ataque químico en Idlib, achacarlo al Ejército sirio y justificar así una agresión de EE.UU y sus aliados contra el territorio sirio.

Damasco insiste en que Washington trata de frenar una inminente ofensiva de su Ejército en Idlib, que es considerada el último bastión de los grupos terroristas, en particular del Frente Al-Nusra (autoproclamado Frente Fath Al-Sham) que, según varios informes, cuenta con el apoyo de EE.UU., el Reino Unido, Turquía y algunos Estados árabes ribereños del Golfo Pérsico.

El pasado 10 de mayo, el presidente de Siria, Bashar al-Asad, volvió a recordar que Damasco destruyó todo su arsenal químico en 2013, como confirmó la OPAQ.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.