“Se ha fabricado un expediente, un montaje desde la derecha internacional que controla algunos organismos multilaterales para dar legalidad a una intervención militar en Venezuela, haciendo un uso político de la defensa de los Derechos Humanos con falsas matrices de crisis humanitaria y migratoria y aplicando un bloqueo ilegal y sanciones unilaterales arbitrarias, violentando el Derecho Internacional”.

Así lo denunció la diputada venezolana Ilenia Medina, acompañada por la economista Pasqualina Curcio y la abogada constitucionalista Olga Álvarez quienes son integrantes del Movimiento Mujeres por la Patria, y se encuentran en Madrid como parte de una gira por Europa.

La parlamentaria Medina hizo la presentación con un balance de la agenda desarrollada en esta ofensiva internacional que iniciaron en Ginebra durante la celebración de la 39 Asamblea del Consejo de Derechos Humanos, donde denunciaron ante distintas organizaciones y movimientos, “el acoso contra Venezuela por parte de Estados Unidos, la Unión Europea y el Grupo de Lima”

“Estos países, pretenden mostrar a la comunidad internacional una supuesta crisis humanitaria o un éxodo masivo cuando los venezolanos han salido como consecuencia de la guerra económica y el bloqueo y no por un conflicto bélico como han salido millones de colombianos, o cientos de miles que mueren en las aguas del Mediterráneo porque en Europa no los quieren después que cooperan en la invasión y destrucción de sus países”, indicó Ilenia Medina.

“No hay tal defensa de los derechos humanos. Se sacrifica la causa de los derechos humanos para privilegiar los objetivos geopolíticos y de dominio de Estados Unidos”, subrayó.

Asimismo, Medina fustigó el informe del anterior Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad al-Hussein, “por intentar construir un piso de legalidad para crear el escenario de ayuda humanitaria e intervenir militarmente en el país.”

Advirtió que Estados Uniodos, Canadá y el denominado Grupo de Lima están promoviendo ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, una Resolución contra Venezuela para que permita abrir un canal humanitario, “con el mismo procedimiento seguido en el caso de Libia, actualmente destrozada y en conflicto armado. De lograr Estados Unidos y sus aliados que se apruebe esta Resolución contra Venezuela, la agresión militar contra el país sería inmediata, tal como ya lo denunciaron el New York Times y otros medios de comunicación de EE.UU.”, indicó la parlamentaria.

Sanciones al margen de la ley

Insistió la también internacionalista que “las sanciones impuestas a Venezuela están al margen de la ley. “Cualquier país que imponga sanciones contra otro está cometiendo un delito, las medidas coercitivas unilaterales están prohibidas por el derecho internacional. La Unión Europea no tiene jurisdicción sobre Venezuela, pero se humilla ante Estados Unidos, es vergonzoso su papel”

Por su parte la economista Pasqualina Curcio explicó que Venezuela no tiene una crisis humanitaria, “lo cual también ha sido reconocido por un experto independiente de Naciones Unidas, como Alfred De Zayas, quien estuvo el año pasado en el país y pudo ver las consecuencias de la guerra económica contra Venezuela”.

Curcio insistió en que “Venezuela no necesita ayuda humanitaria, lo que requiere es que Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea levanten el bloqueo financiero y comercial contra el pueblo venezolano y deroguen todas las medidas coercitivas unilaterales e ilegales”.

La economista venezolana detalló a los periodistas todas los factores que han incidido negativamente en la economía venezolana, “producto de la manipulación desde portales web instalados en Miami, para producir alteración en la moneda venezolana,  el boicot a la distribución de medicamentos y alimentos por agentes externos e internos y el bloqueo a las transacciones financieras del gobierno para impedir la adquisición de insumos esenciales”. Son mecanismos artificiales, explicó la especialista, creados para generar desestabilización en el país por la vía de la asfixia económica.

Finalmente la abogada constitucionalista Olga Álvarez también se refirió al informe del  Alto Comisionado saliente, Zeid Ra’ad al-Hussein, “porque pretende convertirse en una prueba contra Venezuela sin fundamento jurídico. Se trata de un documento plagado de falsos testimonios, incongruencias e inconsistencias que hemos demostrado ya que no siguió los procedimientos de denuncias estipulados por el mismo Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas. Esto es una simulación de hechos punibles, indicó Álvarez.

Asimismo, sobre la supuesta crisis migratoria que señala este informe, Álvarez explicó que “el 60% de los venezolanos que emigran a España tiene nacionalidad española. No son migrantes, sólo están retornado a su país luego de haber sido acogidos por varias décadas después en Venezuela, con todos sus derechos humanos garantizados”.

Las activistas venezolanas de Derechos Humanos, sostuvieron encuentros en Madrid con organizaciones de juristas españolas, que mostraron respaldo a las medidas adelantadas por el gobierno de Venezuela para superar la guerra económica que existe contra el pueblo.

También se reunieron con  miembros del cuerpo diplomático de Vietnam, Cuba, Nicaragua, Siria, El Salvador, Haití y Rusia. Así mismo concedieron entrevistas a medios de comunicación social de España, “para romper la cartelización, el bloqueo mediático que ha generado desinformación en la sociedad española sobre la realidad venezolana”, indicó Álvarez.

Cerraron con un  Foro abierto con la Plataforma de Solidaridad con Venezuela en Madrid. Proseguirán al País Vasco y de España pasarán a Francia donde cerrarán su periplo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.