Al Quneitra (Siria), 19 sep (Sputnik).- Los radicales al retirarse abandonaron en la localidad Al Buraykah de la provincia siria de Al Quneitra (sur) un hospital con medicamentos y equipos médicos extranjeros.

“El hospital está repleto de medicamentos extranjeros –israelíes, estadounidenses, franceses– que no están disponibles para los sirios de a pie”, dijo el médico Fanitah Diran al mostrar a los periodistas un envase de pastillas con inscripciones en hebreo en la farmacia del antiguo hospital de los rebeldes.

El centro médico cuenta con antibióticos, analgésicos, vacunas, moderno instrumental quirúrgico, equipos de ecografía y un quirófano de punta, y todo sirvió para tratar a los radicales que combatieron contra el Gobierno sirio y a sus familiares.

“Los medicamentos, los equipos y el instrumental para los radicales llegaron del extranjero, de Israel, de Catar, de Arabia Saudí y de Turquía”, cuenta Diran quien trabaja también en la localidad vecina de Rafid, siendo uno de los pocos médicos que hay en Al Quneitra tras la liberación de los terroristas.

Por su parte, el residente local Hsen Banua mostró a los periodistas una ambulancia abandonada por los radicales, con matrícula inglesa y el volante a la derecha.

“Este auto salta a la vista por su color amarillo vivo, nos dimos cuenta enseguida. Los radicales lo abandonaron sin siquiera intentar llevárselo”, dice, “no puedo afirmar que lo hayan usado para retirar a los heridos pero está claro que tenían medios de transporte”, concluyó Banua. (Sputnik)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.