El viceministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Riabkov, habla en un acto oficial en Moscú, capital rusa.

El vicecanciller ruso critica que EE.UU. siga usando la presión e imposición mientras anuncia esfuerzos hacia la normalización de nexos entre ambos países.

“No podemos responder constantemente a las manifestaciones antirrusas de este tipo desde el lado estadounidense, ya que no hay novedades en las mismas, no vemos ningún contenido en estos pasos”, ha declarado este jueves el viceministro de Exteriores ruso, Serguéi Riabkov, citado por la agencia local RIA Novosti.

“Para nosotros son totalmente inaceptables”, ha agregado Riabkov en referencia a las nuevas sanciones contra tres personas y nueve entidades de Rusia por supuestos vínculos con Crimea y la situación en Donbás (este de Ucrania), según ha anunciado la misma jornada el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Ha criticado, asimismo, que Washington “no renuncia a los métodos de presión e imposición (…) , a pesar de que en reiteradas ocasiones y a diferentes niveles declaró su intención de avanzar hacia la normalización de las relaciones (con Rusia)”.

Sin embargo, el viceministro de Exteriores ruso ha asegurado que las nuevas medidas coercitivas no afectarán el curso de la política de Rusia ni su desarrollo económico.

“No podemos responder constantemente a las manifestaciones antirrusas de este tipo desde el lado estadounidense, ya que no hay novedades en las mismas, no vemos ningún contenido en estos pasos”, ha indicado el viceministro de Exteriores ruso, Serguéi Riabkov, en alusión a las nuevas sanciones anunciadas por el Departamento del Tesoro de EE.UU. contra Moscú.

A la vez, el alto cargo ruso ha adelantado que el Gobierno de Rusia, presidido por Vladímir Putin, analizará a qué individuos y entidades jurídicas se refieren específicamente esos embargos.

Las relaciones entre Moscú y Occidente, Washington en especial, empeoraron a raíz de la situación en Ucrania y la reincorporación de Crimea a Rusia tras el referéndum celebrado en marzo de 2014, en el que más del 96 por ciento de los votantes avaló esta opción.

Desde entonces, EE.UU., la Unión Europea (UE) y otros países aprobaron varios paquetes de sanciones contra el país euroasiático. Moscú, por su parte, ha señalado en reiteradas ocasiones que no es parte del conflicto en Ucrania, y ha reafirmado que la reincorporación de Crimea se realizó respetando la legislación internacional y la Carta de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.