Investigadores de la empresa privada británica Merlin Burrows, que se dedica a la búsqueda mediante el escaneo satelital, creen haber encontrado pruebas de que la mítica isla descrita en los textos del filósofo griego Platón existía y estaba cerca del parque nacional Doñana, al norte de la ciudad española de Cádiz (Andalucía).

A esta conclusión los llevó el análisis de imágenes de satélite de la zona, fotografías aéreas y estudios en el terreno. El investigador principal, Tim Akers, afirmó que no solo descubrieron la Atlántida, sino también indicios de que sus antiguos pobladores eran muy avanzados, informa The Sun.

No son los primeros en apuntar a Doñana como posible lugar que albergaba a la Atlántida antes de que la mítica ciudad fuera borrada de la faz de la tierra por una catástrofe natural ―las marismas del parque nacional llevan años suscitando estas sospechas―, pero nadie ha logrado fundamentar esta hipótesis con pruebas contundentes.

Akers declaró que el análisis de laboratorio del material recolectado en el lugar mostró evidencias de un nuevo tipo de concreto, así como de antigua metalurgia avanzada. En algunas de las ruinas que responden a la descripción de Platón los investigadores hallaron pátina de tonos verdes que resultó contener una antigua combinación de metales.

Concreto prehistórico

A lo largo de la costa quedan ruinas de asentamientos antiguos. Los arqueólogos sostienen que la mayoría de ellas son de origen griego o romano ―ambas civilizaciones antiguas habitaban esta zona―, pero ahora los investigadores de Merlin Burrows creen que son mucho más antiguas y se remontan a los tiempos de la Atlántida.

“Hemos grabado evidencia clara y hemos recolectado muestras que han sido analizadas científicamente en un laboratorio en Módena, Italia, que se utiliza para estudiar antiguos hallazgos romanos. Los resultados de las pruebas muestran que la edad de los hallazgos va mucho más allá de los romanos o griegos, y que eran mucho más avanzados”, comentó Akers, citado por el diario Mirror.

Por su parte, Giacomo Falanga, experto del laboratorio italiano Modena Centro Prove al que acudieron los investigadores, confirmó que las muestras examinadas “contienen aglutinantes como la calcita“. “La presencia de mica, potasio y otros microminerales demuestra que los materiales fueron mezclados de manera artificial, así que las muestras que hemos analizado están hechas de concreto antiguo, prehistórico”, señaló.

“Una civilización con tecnología muy avanzada”

Otra empleada del laboratorio químico, la ingeniera de materiales Andrea Carpi, aseguró que pueden “confirmar con certeza que las muestras analizadas fueron creadas por una civilización antigua con métodos de construcción avanzados“, lo que la hace creer que se trata de “una civilización con tecnología muy avanzada”.

El director de documentales, Michael Donnellan, ha hecho la película ‘Atlantica‘ sobre la base de las conclusiones de los expertos de Merlin Burrows, en la que se exponen los detalles de los nuevos descubrimientos. “El muro del muelle parece haber tenido un revestimiento que prevenía el crecimiento de los cirrípedos, como el teflón moderno“, comentó Donnellan acerca de los resultados de los análisis de laboratorio.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.