A lo largo del país miles de trabajadores han entendido que solo a través de la lucha organizada pueden salir de la precariedad en que los ha dejado el neoliberalismo y no esperar a que el gobierno de la cuarta transformación lo haga, ejemplo de ello son las huelgas realizadas por los sindicatos universitarios de la UABJO (Oaxaca), UAM (CdMx), UAAAAN (Coahuila), Colegio de Posgraduados (Edo. Mex.), y por el heroico movimiento 20/32 que ha movilizado a decenas de miles de obreros en Matamoros, Tamaulipas. A la lucha que desarrollan los trabajadores en el país se suman las huelgas de la Universidad Autónoma Chapingo (UACh).

La UACh se encuentra cerrada debido a los dos procesos de huelga de sus sindicatos, iniciando el jueves 21 de febrero por el Sindicato Trabajadores Académicos de la UACh (STAUACh) y el 25 de febrero por el Sindicato de Trabajadores de la UACh (STUACh), esto después de haber realizado las votaciones con sus respectivos agremiados. Por parte del STAUACh sus demandas principales son el 15 % de aumento salarial, basificación de profesores con más de dos años trabajando para la universidad y la revisión del contrato colectivo de trabajo; departe del STUACh son el 20 % de aumento salarial, homologación del 4.22%, vales de despensa y el concepto de pago por zona económica cara.

Desde hace años el poder adquisitivo del salario de profesores y trabajadores se ha ido reduciendo a causa de la dinámica de la economía nacional, siendo insuficiente el incremento salarial que han logrado los sindicatos en otros años, por ejemplo, la inflación del 2018 corresponde al 4.83% el cual contrasta con el 3.35% de incremento salarial que ofrece la administración central a ambos sindicatos. Sin embargo, para resolver las demandas económicas el presupuesto de la UACh es insuficiente debido a la mala distribución que hace el Consejo Universitario, la corrupción y mal uso del recurso económico y la falta de un incremento significativo del presupuesto por parte del gobierno federal.

Una de las soluciones que se plantean para resolver el conflicto laboral es la reasignación de los recursos de un capítulo a otro, pero se tendrán otros problemas si el consejo sigue sin consultar a la Comunidad Universitaria para asignar el presupuesto, mientras no se combata la corrupción en todos los niveles de la institución y mientras no luchemos por el incremento suficiente que necesita la UACh para cumplir con sus compromisos con el pueblo mexicano, sin olvidar que los estudiantes igual tenemos demandas que no han sido atendidas.

La Unión de la Juventud Revolucionaria de México (UJRM) expresa su total respaldo a los trabajadores y profesores de la UACh que luchan por mejorar sus condiciones de vida y trabajo, pero condenamos que esta lucha sea utilizada para intereses ajenos a los de la clase trabajadora, pues hay sectores de la universidad que quieren utilizar este movimiento para posicionarse y dar golpes políticos.

Por último, hacemos el llamado a los estudiantes a comprender la lucha de los trabajadores ya que el día de mañana nosotros nos veremos obligados a realizar las mismas acciones para mejorar nuestras condiciones de trabajo; además ha sido a través de marchas, bloqueos y paros que los estudiantes hoy disfrutamos de comedores, dormitorios, becas, alimentación y educación gratuita.

¡EL CAMPO ES VIDA, CHAPINGO NO LO OLVIDA!
ENSEÑAR LA EXPLOTACIÓN DE LA TIERRA, NO LA DEL HOMBRE.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.