Nuevos datos de Júpiter y Saturno han cuestionado muchas teorías actuales sobre la formación y comportamiento de los planetas en nuestro sistema solar.

“Aunque todavía hay cosas por resolver, los datos ya están aclarando algunas de nuestras ideas sobre cómo se forman los planetas, cómo se crean sus campos magnéticos y cómo soplan los vientos”, dijo David Stevenson, un investigador en el Instituto de Tecnología de California.

En una reunión de la organización en Boston (EE.UU.) esta semana, el científico presentó los datos enviados por las sondas Cassini y Juno de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de EE.UU. (NASA, por sus siglas en inglés).

Los datos magnéticos y de gravedad detallados han sido “invaluables, pero también confusos”, agregó Stevenson, quien presentará una actualización de ambas misiones esta semana en la reunión de marzo de la American Physical Society en 2019 en Boston. También participará en una conferencia de prensa que describe el trabajo.

Cassini tenía 13 años orbitando Saturno en su atmósfera en 2017 y Juno ha estado volando sobre Júpiter durante los últimos dos años y medio.

Por ejemplo, utilizando los instrumentos de Juno, los científicos estudiaron las microondas de la atmósfera de Júpiter y determinaron que se mezcla de manera uniforme, a diferencia de lo que se pensaba. Según Stevenson, cualquier explicación ofrecida al respecto “no será tradicional”.

Además, Júpiter parece tener áreas donde el campo magnético suele ser fuerte o débil y hay una gran distinción entre los hemisferios norte y sur. “No se parece a nada que hayamos visto antes” dijo el científico.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.