Logo de la sede de Bandes, en Caracas, Venezuela. | Carlos Garcia Rawlins / Reuters

La cancillería venezolana rechazó este viernes las sanciones «unilaterales, coercitivas e ilegales» anunciadas por el Departamento del Tesoro estadounidense contra el Banco de Desarrollo Económico y Social (Bandes) de Venezuela y sus subsidiarias.

A través de un comunicado oficial, la cancillería acusó la «hipocresía imperial» de la Casa Blanca, al ofrecer por un lado una «falsa ayuda humanitaria» para el país sudamericano, y por el otro, atacar las fuentes de generación de recursos con sanciones directas a la industria petrolera y minera.

«Esta medida coercitiva ilegal —señala el comunicado— afecta a más de 23.950.280 clientes (personas naturales y empresas públicas y privadas dentro de la República Bolivariana de Venezuela)», se lee en el comunicado.

La cancillería agregó que la medida también afecta a los clientes del Banco Prodem en Bolivia y a Bandes Uruguay, ambas con una cartera de total de 641.366 clientes.

El Departamento del Tesoro anunció hoy las sanciones contra el banco, argumentando que «los funcionarios del régimen (venezolanos) han transformado a Bandes y sus subsidiarias en vehículos para trasladar fondos al exterior en un intento de apuntalar a (Nicolás) Maduro», señaló el secretario del Tesoro, Steven T. Mnuchin.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.