El presidente de Bolivia, Evo Morales, en La Paz, el 23 de enero de 2019 David Mercado / Reuters

El presidente de Bolivia, Evo Morales, condenó este jueves la detención del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, y valoró el arresto como una «violación a la libertad de expresión» en su cuenta en Twitter.

Morales se solidarizó con Assange, a quien considera un «perseguido» del Gobierno de EE.UU., por revelar «violaciones a los derechos humanos, asesinatos de civiles y espionaje diplomático».

Quito retiró este 11 de abril el asilo diplomático a Assange por violar «demasiadas veces» el acuerdo de convivencia para garantizar su permanencia en la Embajada de Ecuador en Londres (Reino Unido), sostuvo el presidente Lenín Moreno.

El activista llevaba refugiado en la legación desde junio del 2012, cuando Quito le proporcionó asilo diplomático para evitar su extradición a Suecia por una orden de arresto en su contra, bajo la acusación de un supuesto caso de violencia sexual.

El fundador de WikiLeaks indicó en su momento que desde Suecia lo extraditarían a EE.UU., donde se podría enfrentar a la pena de muerte por las filtraciones del portal. Entretanto, el ministro del Interior británico, Sajid Javid, ha asegurado que el periodista de origen australiano enfrentará a la justicia en territorio del Reino Unido.

Durante su pronunciamiento oficial, Moreno ha asegurado haber puesto una condición específica para el arresto del fundador de WikiLeaks: «Solicité a Gran Bretaña la garantía de que el señor Assange no sería entregado en extradición a un país en el que pueda sufrir torturas o pena de muerte».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.