Antonio Rondón García.— La época de los cowboys y el oeste violento ya pasó y es necesario situar en su lugar a Washington y hacerlo cumplir las normas del derecho internacional, declaró el politólogo ruso Igor Korotchenko.

El también jefe del periódico Defensa Nacional destacó en la VIII Conferencia Internacional de Seguridad de Moscú que ahora Vladimir Putin dirige Rusia, con una política exterior independiente, la cual permite apoyar a todos nuestros socios.

La situación en el mundo empeora y Estados Unidos aparece como principal culpable, pues ese país actúa como lo hacía en la década de 1950 y 1960, es decir, con una política de gendarme mundial, declaró a Prensa Latina el coronel retirado ruso.

Para el también miembro del Consejo Social ante el ministerio ruso de Defensa, en el caso de América Latina existe una amenaza para los gobiernos legítimos como Venezuela, Cuba y Nicaragua, denunció el experto, quien trabajó en el Estado Mayor ruso.

Washington continúa con sus amenazas de intervención, violencia y agresión, y en esta conferencia se realiza un análisis de los procesos geopolíticos para lo cual se toma en cuenta el refuerzo de las acciones violentas de Estados Unidos, aseguró.

El experto, quien en su momento trabajó en el Estado Mayor de las fuerzas armadas rusas, señala que el mundo está polarizado: por un lado, Estados Unidos, que se comporta como si fuera la única potencia hegemónica en el orbe, y por el otro, está el resto de las naciones.

Una parte de ese mundo se subordina a Washington, pero hay decenas de países que desean ser independientes, consideró el politólogo ruso.

Por eso, en esta conferencia debemos determinar qué debemos hacer en la esfera de la geopolítica y la estrategia militar para contener a Washington, sugirió el director de Defensa Nacional.

Lo tiempos de la colonia ya pasaron y América Latina no es el patio trasero de Estados Unidos, recordó el coronel retirado ruso.

Trump debe entender eso bien. Los países latinoamericanos, amantes de su libertad y realmente independientes como Venezuela, Cuba y Nicaragua, desarrollan sus propias sociedades, sin miramientos a las preocupaciones de la Casa Blanca, destacó.

Para el politólogo ruso, Cuba ocupa nuevamente un lugar en el corazón de los rusos, porque la Isla de la Libertad nunca sucumbió a la presión de la Casa Blanca.

Esperamos restablecer lazos estrechos entre militares y en la cooperación técnico-militar con la isla que responde a intereses de nuestros pueblos y de nuestra seguridad, acotó el exoficial.

Vamos a apoyar a Cuba, pues entendemos su importancia estratégica, al ser la llave a América del Norte y del Sur, subrayó Korotchenko.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.