Una B61, una bomba nuclear del arsenal de armas atómicas de Estados Unidos.

EE.UU. tiene aproximadamente 6185 cabezas nucleares, la mayoría de las cuales han sido guardadas para ser empleadas según las necesidades que se presenten, de acuerdo con un grupo de científicos e investigadores, autores de un informe que fue publicado el lunes por el portal internacional Taylor & Francis.

De las 1750 cabezas explosivas operativas, 1300 han sido incorporadas a misiles balísticos y 300 a los bombarderos que EE.UU. tiene en sus bases militares, mientras que otras 150 han sido distribuidas en las bases militares que ha erigido Washington en varios países europeos.

“Estimamos que aproximadamente 1750 cabezas explosivas han sido desplegadas en la actualidad (…) 150 de ellas han sido repartidas entre las bases aéreas en Europa”, indicó el grupo, citado por el portal con sede en el Reino Unido.

El documento destaca, asimismo, que a principios de este año en curso el Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono) acondicionó un almacén para albergar unas 3800 cabezas nucleares para ser instaladas en más de 800 misiles balísticos y cazas.

La base aérea de Incirlik, en el sur de Turquía, conforme al reporte, aloja la mayoría de los cinco almacenes de armas nucleares de EE.UU. “Unas 50 o un tercio de las armas en Europa”, destacan los investigadores, quienes también mencionan informes “no confirmados” de que las bombas han sido retiradas del emplazamiento turco.

La publicación añade que EE.UU. envió en marzo pasado al Reino Unido seis bombarderos del tipo B-52 —un hecho “sin precedentes” desde el fin de la Guerra Fría—, a fin de que lleven a cabo “misiones” en Noruega, países bálticos, Rumanía, Grecia y Marruecos. Cuatro de los seis B-52, resalta el texto, cuentan con las capacidades necesarias para portar “armas nucleares”.

La postura del actual presidente de EE.UU., Donald Trump, no parece diferir mucho de las de sus antecesores, por lo que todo parece apuntar a que el país norteamericano no realizará modificaciones en las instrucciones aprobadas en 2013, que subrayan la importancia de las armas nucleares y su modernización, recalca la publicación.

La misma jornada del lunes, el Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo (SIPRI, por sus siglas en inglés), en su anuario 2018 sobre el gasto militar mundial, reveló que EE.UU. sigue encabezando la lista sobre gastos militares como consecuencia de las políticas belicistas del mandatario republicano.

EE.UU. aumentó en un 4,6 % su gasto militar por primera vez desde 2010, hasta alcanzar en 2018 los 649 000 millones de dólares, con lo que lidera la lista de países que más gastan en armamento, según el SIPRI.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.