El líder de Podemos, Pablo Iglesias, volvió a suspirar en Sevilla por un gobierno junto al PSOE, al que él llama, sin titubeos, «progresista». Eso sí -y para que no haya rumores- dijo que “a nosotros no nos compra nadie” y que gobernar “no es fácil”. Iglesias aseveró que se está abriendo una nueva época en la que una mayoría progresista “nos está diciendo que nos pongamos de acuerdo”. Ha reconocido que fue hermoso ver a la gente en la sede del PSOE, en la cale Ferraz decir sí se puede y con Rivera no. “Estamos en política para transformar la vida de la gente. Si algo hemos aprendido es que desde dentro del Gobierno se cambia con más facilidad la vida de la gente, ese es nuestro compromiso, no darnos golpes en el pecho”, ha apostillado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.