Una humareda en el pueblo de Al Habit, Idlib (Siria)
Una humareda en el pueblo de Al Habit, Idlib (Siria), el 3 de mayo de 2019. Cascos Blancos de la Defensa Civil Siria / AP

El Ministerio de Defensa de Rusia calificó como «una mentira más» los reportes acerca del presunto uso de armas químicas durante la semana pasada en Idlib (Siria), que EE.UU. afirma tener bajo investigación pese a que la supuesta agresión no ha sido confirmada ni siquiera por las menos confiables organizaciones del país árabe.

El mayor general Ígor Konashénkov, portavoz del referido Ministerio ruso, aseguró –según recoge TASS– que «no hubo ningún ‘ataque’ el 19 de mayo en la zona de distensión de Idlib» y recalcó que el día anterior las fuerzas del Gobierno sirio habían cesado los combates en el área, de forma completa y unilateral.

«El deseo, por parte del Departamento de Estado de EE.UU., de imponer al mundo una mentira más sobre supuestos signos de ataque químico [en Idlib], ya no provoca desconcierto», indicó Konashénkov al pronunciarse sobre el comunicado en el que Washington advierte de consecuencias en caso de confirmar el uso de armamento químico.

«El comunicado adquiere un cinismo particular en virtud de las negaciones públicas posteriores de esta mentira, incluso por parte del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos [entidad británica] y (…) de los estafadores Cascos Blancos», añadió el portavoz militar.

El alto oficial hizo hincapié en que las fuentes de las que Washington recibió la información no son más que terroristas del grupo Hayat Tahrir al Sham, antiguo Frente Al Nusra, los únicos que persisten en su ofensiva en la región.

«Todos los intentos del Departamento de Estado de inventar otra historia sobre ‘ataques químicos’ no son más que una cobertura política para los intentos desesperados de los terroristas de perturbar la situación en la zona de desescalada de Idlib y de provocar un desastre humanitario», acotó Konashénkov.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.