Un millar de personas se manifestaron el sábado en Niamey contra la presencia en Níger de bases militares francesas y estadounidenses, acusadas de pasividad ante los mortales ataques yihadistas.

Al ritmo de la música local dedicada al ejército nigerino, los manifestantes marcharon por las calles gritando “Viva Níger, viva el ejército nigerino” antes de reunirse frente al Parlamento.

“Abajo las bases militares extranjeras”, “Abajo el ejército francés”, “Abajo el ejército estadounidense”, “Abajo los yihadistas y Boko Haram”, gritaron los manifestantes, principalmente estudiantes, que respondieron al llamamiento de la Unión de Estudiante Nigerinos.

Las pancartas también decían “No a la subcontratación de nuestra soberanía nacional”, “Nuestro territorio es independiente desde el 3 de agosto de 1960”.

“No vemos el valor agregado de la presencia de estas bases militares extranjeras porque cada día que Dios hace, nuestro país es víctima de ataques», dijo Idder Algabid, dirigente de los estudiantes. Los ataques terroristas podrían evitarse si hubiera “colaboración franca y apoyo externo” de ejércitos extranjeros.

La manifestación según Algabid, pretende “apoyar a nuestras Fuerzas de Defensa y Seguridad víctimas de repetidos ataques, que han causado muertos y heridos”.

El dirigente estudiantil exigió “que el gobierno proporcione a las Fuerzas de Autodefensa recursos suficientes y adecuados para garantizar la seguridad y la soberanía nacional del país”.

El viernes pidió “la salida total de estas bases militares, que sólo están aquí para obstruir nuestra soberanía nacional”.

El 17 de mayo el Califato Islámico reivindicó un ataque en el que murieron 28 soldados y un asalto infructuoso a una prisión de alta seguridad cerca de la capital, donde están detenidos muchos yihadistas.

Niamey, que también lucha en el sur contra el grupo yihadista Boko Haram, siempre ha justificado la presencia de fuerzas estadounidenses y francesas en su territorio por la necesidad de “asegurar las fronteras” contra la infiltración de grupos yihadistas de la vecina Malí.

“Sin la información proporcionada por países como Francia, estamos un poco ciegos”, dijo el presidente de Níger, Mahamadou Issoufou, en 2014.

“Los terroristas están tratando de recuperar su posición en Níger, lo cual no aceptaremos. Lucharemos para evitar que se instalen en Níger”, dijo la semana pasada el ministro de Defensa, Kalla Moutari.

El viernes Moutari visitó la base aérea francesa de Barkhane en Niamey. “Hablamos de las formas de reforzar esta cooperación operativa entre Níger y Francia”, comentó el embajador francés en Níger, Alexandre García.

Francia tiene en Níger una base en el aeropuerto de Niamey desde la que operan aviones de combate y drones no armados. Como parte de la Operación Barjan, las fuerzas francesas también tienen una base en Madama, en el norte.

Níger también ha hecho posible la construcción de una importante base de drones estadounidenses en Agadez (norte), estimada en unos 100 millones de dólares, lo que confiere a los Estados Unidos una inmejorable plataforma de vigilancia.

Recientemente, Níger permitió a los estadounidenses armar sus aviones teledirigidos.

Alemania tiene una base logística en Niamey para abastecer a sus tropas que participan en la vecina Mali.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.