Darfur vive una ola de violencia; esta zona se encuentra sumida en un conflicto armado desde 2003. | Foto: Reuters

Este jueves, la misión de paz conjunta de la Unión Africana y Naciones Unidas (Unamid) informó que 17 personas murieron y un centenar de viviendas resultaron quemadas, como consecuencia de la violencia que se vive en el oeste de Sudán.

Los enfrentamientos entre grupos nómadas y residentes de la localidad de Dalij, región de Darfur, provocaron 17 muertes y más de una decena de heridos. Los residentes locales aseguraron que los enfrentamientos tuvieron como motivación el aumento de los precios en el mercado de productos como alimentos y otros de primera necesidad.

También se conoció que en una comunidad de ese territorio la víspera 11 civiles murieron y 20 resultaron heridos por un ataque de la agrupación paramilitar denominada Fuerzas de Apoyo Rápido (RSF).

Ese grupo armado ha sido vinculado por organizaciones opositoras sudanesas, a las embestidas contra manifestantes que demandaban, frente a un cuartel militar, que el gobernante Consejo Militar de Transición transfiera el poder a una autoridad civil.

La Unamid hizo un llamado a los implicados en los enfrentamientos «a mostrar contención y a optar por medios pacíficos para resolver las diferencias», así afirmó el representante especial conjunto, Jeremiah Mamabolo. «Este es el único curso de acción que puede satisfacer el interés de los habitantes de Darfur en estos delicados momentos», sostuvo.

Darfur vive una ola de violencia; esta zona se encuentra sumida en un conflicto armado desde 2003, cuando comenzaron los enfrentamientos entre las milicias yanyauid y diversas comunidades.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.