Renee Bach, una misionera estadounidense acusada de matar a 100 niños en Uganda.

Bach, que dirige una organización no gubernamental local llamada Serving His Children en el este de Uganda, está acusada de presentarse a sí misma como doctora y de tratar a los niños a su cargo, según informó el domingo la agencia de noticia local African Exponent.

Al parecer, agregó la fuente, la misionera estadounidense se llevó a niños ugandeses con malnutrición de los hospitales locales para “tratarlos” en su organización y unos 100 de ellos han muerto.

Gimbo Zubeda y Kakai Rose de Masese, dos madres ugandesas, del distrito de Jinja, cuyos niños murieron, han demandado a Bach, junto con la organización de la sociedad civil Iniciativa Probono de Mujeres, argumentado la misionera mencionada provocó la muerte de sus hijos cuando se encontraban bajo su cuidado.

Las dos mujeres insisten en que Bach les hizo creer que era doctora y que su hogar era un centro médico, ya que a menudo se la veía vestida con una bata blanca, un estetoscopio y, a menudo, les administrabas medicamentos a los niños.

Las madres aseguran que solo se enteraron de que Bach carecía de formación médica cuando sus hijos murieron. También descubrieron que, en 2015, la Oficial de Salud del distrito de Jinja cerró sus instalaciones y le ordenó que no ofreciera tratamiento a ningún niño.

Uno de estos casos es un niño trasladado a la organización de Bach desde una clínica para ser tratado de malnutrición, pero murió 3 días después de un ataque cardíaco repentino, y la causa es que la ONG de Bach intentó hacer que el niño pareciera gordo y saludable.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.