Batería iraní de misiles Jordad 3

Aunque el ejército estadounidense está mejor equipado que el de Irán, la destrucción del dron de la Armada estadounidense sobre el Estrecho de Ormuz ha demostrado que Teherán podría dificultar incluso una guerra limitada, según el Washington Post.

En un artículo sobre las realidades que Estados Unidos enfrentaría en una posible guerra con Irán, el periódico estadounidense escribe: “El aumento de la tensión, que, según el presidente Trump, llevó a Estados Unidos al umbral de un conflicto abierto con Irán esta semana, pone de relieve una triste realidad a la que el Pentágono se ha enfrentado durante años: mientras que el ejército estadounidense está más equipado que el ejército iraní, Teherán podría seguir dirigiendo una guerra que, aunque limitada, sería dolorosa”.

Citando un informe del Servicio de Investigación del Congreso de Estados Unidos publicado el mes pasado, el Washington Post estima que el ejército iraní tiene más de 700.000 soldados, incluido un ejército convencional de unos 350.000 soldados. Esto no incluye al Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica, una fuerza de élite de 125.000 soldados adicionales en su ejército y 20.000 en su marina.

Refiriéndose a la destrucción el jueves por la mañana por parte del IRGC de un dron MQ-4C Global Hawk MQ-4C de la Armada estadounidense en el espacio aéreo iraní, basándose en un informe publicado el año pasado por el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, el periódico señala que no pueden ignorar los misiles balísticos y de crucero, ni la defensa antiaérea de Teherán.

“Un alto funcionario de defensa de Estados Unidos dijo el viernes que los barcos que acompañan al portaaviones USS Abraham Lincoln estarían a punto de atacar si se les convocara”, escribió el Washington Post antes de hacer una lista de los barcos -el USS Bainbridge, un destructor, y el USS Leyte Gulf, un crucero de misiles guiados- que, según el funcionario, podrían llevar misiles Tomahawk.

Los oficiales militares estadounidenses se negaron el viernes a decir si el USS Lincoln y su grupo naval se estaban preparando para llevar a cabo una operación o si era inminente un ataque.

El Washington Post cita al portavoz del ejército, el teniente coronel Earl Brown, para decir que “el Comando Central de Estados Unidos mantiene una fuerte capacidad militar en la región para hacer frente a cualquier crisis”.

Luego continúa con el poder balístico de Irán: “Entre las armas que Irán posee se encuentran sistemas de misiles antiaéreos como el iraní S-300 (Bavar 373), que puede apuntar a objetos a una altitud de 15 millas [24.000 metros]. Teherán también tiene una flota de más de 300 aviones de combate”.

Es sobre todo el poder del IRGC y de las fuerzas aliadas de Irán lo que alarma al Pentágono, aunque dicen que el ejército estadounidense goza de supremacía sobre el equipo militar, concluye el artículo.

El CGRI derribó el jueves un avión espía americano sobre el Estrecho de Ormuz después de ignorar cuatro señales de advertencia. Irán declaró que el IRGC había derribado el vehículo aéreo no tripulado estadounidense MQ-4C con un sistema de defensa de misiles de Jordad 3, capaz de detectar y rastrear objetivos a una distancia de 152 kilómetros y de derribarlos a una distancia de 48 kilómetros. El sistema puede apuntar a aviones enemigos que vuelan a una altitud de 24.000 metros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.