Archivo

Al contrario que Europa, Rusia tiene ideas concretas y la voluntad de ponerlas en aplicación en lo que se refiere a la aplicación del acuerdo nuclear con Irán y puede tomar el relevo de los países europeos, que podrían quedar eliminados de la carrera para lograr una presencia económica en Irán debido a su seguidismo de la política de EEUU y su falta de independencia.

Rusia ha indicado que está dispuesta a “defender los intereses de Irán” en los sectores petrolífero y bancario si el mecanismo europeo, INSTEX, que busca facilitar los intercambios comerciales con Irán no es puesto en marcha. Este canal no ha funcionado hasta ahora.

El viceministro ruso de Exteriores, Serguei Riabkov, ha declarado que su país ayudará a Irán a vender su petróleo si el mecanismo comercial de la Unión Europea no entra en vigor.

“Rusia está dispuesta a ayudar a Irán en las exportaciones de su petróleo y su sector bancario si el sistema de pago europeo INSTEX no es lanzado”, declaró el viernes Riabkov a la agencia Interfax. “Si Europa no cumple con sus obligaciones, Rusia ayudará a Irán en los planos financiero y petrolífero”.

El diplomático ruso dijo igualmente que EEUU debería reflexionar sobre las consecuencias de las medidas irracionales que ha adoptado con respecto a Irán.

Rusia, por su parte, ha ofrecido una iniciativa que busca promover el sector financiero y petrolero de Irán, lo cual contribuirá también a fortalecer las relaciones y vínculos entre Irán y Rusia, y también con China, que ha llamado a un levantamiento de las sanciones contra Irán. Europa será la gran perjudicada al salir de la escena y perder las posibilidades de un gran mercado como el de Irán, un país que cuenta también con una posición geoestratégica inigualable, que lo hará partícipe de grandes proyectos como la Nueva Ruta de la Seda o el Corredor Norte-Sur.

Irán está negociando con Rusia y China sobre la posible creación de un nuevo mecanismo financiero en caso de que la Unión Europea no aplique el mecanismo financiero INSTEX.

El secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, el almirante Ali Chamjani, quien se encontraba de visita en Rusia el miércoles dijo a la agencia de noticias TASS que Teherán está en conversaciones con Moscú y Pekín para la creación de un mecanismo de pago en caso de que la Unión Europea no configure el sistema INSTEX.

Chamjani dijo que si el plan de INSTEX fallaba, Irán naturalmente aumentaría sus relaciones financieras con Rusia y China.

“Las discusiones están en curso y cada parte ofrece muchas ideas. Pero es mejor no hablar de eso por el momento, hasta que se confirme la viabilidad de estas propuestas”, agregó el Almirante Chamjani.

Cuando se le preguntó sobre la lenta implementación del INSTEX, Chamjani respondió que la parte europea no parece tener aún la voluntad de acelerar la finalización del proyecto.

PressTV / Al Manar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.