Majid Takht-Ravanchi
Majid Takht-Ravanchi, representante permanente iraní en Naciones Unidas. Shannon Stapleton / Reuters

Majid Takht-Ravanchi, representante permanente iraní en Naciones Unidas, ha afirmado que su país no aceptará el diálogo con Estados Unidos mientras esté bajo amenaza de sanciones, informa Reuters. El embajador iraní ante esta organización subrayó que el «ambiente» para el dialogo con Washington aún no está listo.

En sus declaraciones ante periodistas, Majid Takht-Ravanchi recalcó que la decisión de Washington de imponer nuevas sanciones fue otro indicio de que «no respeta el orden y la ley internacionales«, e instó a EE.UU. a detener su «guerra económica» contra los iraníes.

Asimismo, el oficial señaló que Teherán entregó a la ONU pruebas de que el dron estadounidense fue derribado sobre el territorio de Irán.

El pasado 20 de junio, el representante permanente iraní en Naciones Unidas afirmó que el dron estadounidense entró en el espacio aéreo de Irán pese a los reiterados mensajes de advertencia, y que Teherán actuó conforme al artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas, que establece el derecho inherente de autodefensa de los países.

Por otra parte, Majid Takht-Ravanchi aseguró que el dron RQ-4 Global Hawk se encontraba realizando una clara operación de espionaje en el momento de ser derribado cerca del estrecho de Ormuz. «No buscamos la guerra, pero no podemos permanecer pasivos frente a la invasión de nuestras aguas territoriales, nuestras tierras y nuestro espacio aéreo», afirmó el diplomático, citado por la agencia IRIB.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.