El representante permanente de Rusia ante la ONU, Vasily Nebenzia

El representante permanente de Rusia ante la ONU, Vasily Nebenzia, denunció el lunes la campaña de desinformación que busca empañar los progresos realizados por el Gobierno de Siria en su lucha contra el terrorismo.

Según dijo a la prensa acreditada en Naciones Unidas, se han lanzado acusaciones contra Damasco y Moscú, las cuales hablan de que las fuerzas de ambas naciones atacan a la población civil: esto es totalmente falso, enfatizó.

Nebenzia presentó numerosas imágenes y documentos que muestran supuestos ‘objetivos civiles’ en Idleb y que, muchas veces, son en realidad locaciones de grupos terroristas, que incluso han sido abandonadas por ellos sin daño alguno.

Hay informes que señalan como instalaciones médicas lugares que no lo son, y también se encontró evidencia de armamento almacenado y transportado en vehículos con camuflajes para parecer ambulancias, detalló y mostró las fotos.

Queremos develar de esta forma que las informaciones en las que están basadas las acusaciones son falsas, insistió el embajador ruso.

Los terroristas son el principal problema que tiene la población de Idleb ahora mismo para vivir en paz y el armonía, y urge liberarlos de esa amenaza, indicó.

De acuerdo con el diplomático, la desinformación ha sido una importante arma en esta guerra.

Cada vez que el Gobierno de Siria lucha por expulsar a los terroristas de su territorio y retomar el control de esas zonas, surge una nueva campaña que acusa a Damasco de atacar a los civiles, así ocurrió en Alepo y en Ghouta Oriental, rememoró.

En la actualidad, Idleb aparece como una de las mayores zonas con presencia terrorista en Siria y es urgente liberar a los civiles que permanecen allí, reiteró Nebenzia.

La ONU no tiene presencia en Idleb, y basa sus reportes en informes de terceros: cómo puede comprobar entonces que las instalaciones que algunos señalan como supuestamente civiles, lo son o no en realidad, se cuestionó el embajador ruso.

Muchas veces en el Consejo de Seguridad se habla de respetar la Convención de Ginebra sobre el derecho internacional humanitario y la protección de civiles, pero cómo se le puede exigir tal cosa a un terrorista, acaso es posible dialogar con una organización extremista, continuó.

Ni Damasco ni Moscú van a negociar con terroristas, lo importante es librar a los civiles en Idleb de la gran amenaza a la vida que esos grupos representan, subrayó el diplomático.

Nebenzia también hizo referencia a la reunión que se celebra este lunes en Ankara entre los presidentes Recep Tayyip Erdogan (Turquía), Vladímir Putin (Rusia) y Hasan Rohani (Irán).

Esperamos que este encuentro arroje luces sobre los pasos a seguir con respecto al tema sirio, hay muchas esperanzas en este resultado, apuntó.

La cumbre de hoy constituye la quinta desde 2017 entre Erdogan, cuyo país apoya a la oposición siria, y Putin y Rohani, que respaldan al ejecutivo del presidente Bashar al Assad.

Turquía intenta frenar la ofensiva del Ejército sirio en el noroeste del país, a la vez que pretende, junto a Estados Unidos, establecer una ‘zona de seguridad’ en la región fronteriza entre ambos países, decisión condenada por Damasco.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.